El Titán del Bendito 2014

El Titán del Bendito 2014El Titán del Bendito 2014
Dominio del Bendito
DO Toro
15º

Bienaventuradas las uvas cincuentonas (hasta centenarias) del pago de Jara con sus venerables 700 metros de altura. Y la santa viticultura ecológica y la humilde ecología artesanal que ensalza Antony Terryn. Este joven y elogiado vigneron enaltece la denominación de origen Toro con vinos benditos, auténticos, dichosos y personales: vinos de terroir. “Me gusta estar en contacto físico con la uva, tocarla, olerla, verla, probarla, bazuquearla, incluso “nadar en ella”, dice este enólogo francés. Empezó su carrera en la Provenza y en su currículum los rosados originales se le dan tan bien como los “tintorros”. Fruta osada, profundidad de moras, intensidad del regaliz, trama tánica de calidad, el deseado torrefacto, hierbas aromáticas que enaltecen el frescor del alcohol… Un vino que como el chocolate bien amargo no empalaga. Terroso, maduro, equilibrado, intenso, provocativo y voluptuoso. Sin miedo al envejecimiento, al pronunciado clima continental (porque las noches de verano puede bajar hasta los 10 grados), al pie franco de la tinta de Toro, ni a las puntuaciones de los mejores críticos (porque siempre están por las nubes). Una tierra que, siendo casi desértica con el entusiasmo, la vocación y el potencial de un “loco francés” explica la historia líquida de esta parte del Duero con unos vinos venerables.

Artículo publicado en el Magazine de La Vanguardia

Puedes comprarlo online en el Celler de Gelida

¡Juventud, divino tesoro!

Botella de Serras Priorat 2009

Serras del Priorat 2009 D.O.Q PRIORAT 12 EUROS 0.75 cl 14%

Priorato, tierra impregnada de historia y vendimiada por nuevas generaciones que dan un fruto excelente, sabroso y suculento. Las raíces de este vino beben de la tradición: son el equipo de Clos Figueras (Alain Graillot con su experiencia en el Ródano y Jaume Pujol). Cepas que se recoge con la atenta mirada de Cristopher Cannan, el gentleman del vino.

El currículum es importante, pero lo es más la ilusión por lo que se hará. Y esto es obra del ímpetu de Anne-Josephine Cannan, podada con el máster de Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), riega con una visión moderna, internacional, respetuosa y entusiasta el proyecto. Ello queda reflejado en una etiqueta colorista, que esconde una rana que espera ser besada en la copa en cada sorbo. Es entonces cuando nace el príncipe. Un vino apuesto (15% syrah), con cuerpo (20% Samsó) y con fuerza (65% garnacha).

Con el descaro de una nariz que perfuma a arándanos, moras, café, cacao. En boca desenvaina la espada tánica con la elegancia del terciopelo de los frutos rojos frescos. Viñas jóvenes, de nueve a quince años, pero sobradamente preparadas para dar mucha guerra. La batalla del color violáceo intenso, opaco, brillante se gana con la intensidad de valientes lágrimas. Un atrevimiento gustativo para los que no temen la energía bien canalizada y el equilibrio de seis meses de crianza.

La vitalidad no es un pecado y menos en el vino, por ello ¡juventud, divino tesoro!

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies