Wines and the City

mi vestido, Penélope

Pe, me has usurpado mi historia. Yo también ví ese vestido, no el tuyo pero sí el que quiero para un día especial. Decidí ya hace unas semanas que me lo compraré, no esperaré como tú que esté después de ocho años esperándome aún en la tienda. Yo lo ví en una desfilada de Isabel de Pedro y decidí que ese era el vestido de mi gran día. No sé si lo luciré cuando gane un premio literario o cuando gane un óscar (aunque no quiero ser actriz) o en mi boda (aunque tampoco creo que me case) pero yo por si acaso, ya lo tendré. Desear es la manera más eficaz de tener la actitud para que llegue el éxito… y sí, sigo pensando el discurso que haré algún día… y la botella que me beberé para celebrarlo.

Salir de la versión móvil