LAS COSAS QUE NO CUESTAN PERO QUE CUESTAN

Un desayuno en la cama no cuesta nada. Las migas en las  sábanas son una excusa para lavarlas. Y el placer de levantarte sin despertador y tomar el café con leche tumbado con la prensa dominical es una experiencia que no tiene precio… Y aunque sea barato, a veces somos perezosos hasta para regalar momentos de felicidad. Al fin y al cabo, estas son las que cuentan y las que enriquecen la vida.

Comments

  1. ¿Nadie desayuna en la cama?

  2. Yo ocasionalmente. Y suelo ser yo quien prepara y lleva 😉

  3. ¡el día que alguien me traiga el desayuno a la cama, me caso! 🙂

No te cortes, deja tu opinión.

*

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Meritxell Falgueras Febrer .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Efimàtica.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies