Wines and the City

Deseo

El DESEO en mayúsculas es cuando no puedes dejar de pensar en una cosa. El DESEO en mayúsculas es cuando en ese momento darías todo por un instante. El DESEO en mayúsculas es cuando por tener lo que quieres eres capaz de todo. Y luego llega el deseo en minúsculas, cuando ya has abierto el vino, cuando por fin lo has catado e intentas rememorar la primera sensación olfativa. Cuando respirabas su aroma como si necesitaras aire. Y desearías que no se hubiera acabado porque sabes que cada botella es única, irrepetible y que nunca te volverás a beber el mismo vino dos veces. Eso es lo que tienen las botellas cerradas, que cuando las abres se llenan de sentimientos y a veces, al vaciarlas, te llenan. Aunque la mejor botella siempre será la nunca has probado, como el mejor polvo siempre es el que no pudiste hacer. Contra el deseo de una fantasía no se puede luchar, sobretodo si tiene nombre propio y empieza en mayúscula.

Salir de la versión móvil