Colibrí

c/ Casanova, 212
93 4432306
http://www.restauraweb.com/plantilla/index.php?local_id=79
Si este restaurante fuera un vino, tengo clara su nota de cata: amable en la entrada, amplio en boca y con un post-gusto lleno de elegancia, equilibrio y crianza. Un vino donde todo luce porque está meditado y se marida con un equipo de personas excelentes y mejores profesionales. No encontraréis un menú mejor en la ciudad, os lo prometo. Por menos de 40 euros sin vino una selección de platos de cocina catalana de mercado de verdad. Excelente. Y cuando digo excelente no hablo de las calificaciones de las añadas de algunas denominaciones, si no que sería como un 98 puntos Parker. Sergi Jiménez, el sumiller, luce una bodega a la vista, nutrida con doscientas referencias escogidas, mimadas y estudiadas. Ha diseñado una carta que es un homenaje a la gente del mundo del vino y de la que por sorpresa y honor mío, formo parte. Sergi, fue uno de mis alumnos avanzados y verlo triunfar en los premios Cartavi me llena de orgullo. Yo conocí a Remedios Pastor y Javier Vidal, los mágicos de la sala, cuando aún estaban en el Raval, y yo hacía de comercial de vinos. Fueron muy amables con una joven Falgueras que llevaba libros entre las carpetas de precios de distribución del Celler de Gelida. Yo les contaba lo que yo quería hacer era dar clases, escribir, hablar de vinos… Y por fin, he podido brindar con ellos por nuestros éxitos. El de ellos está claro, hacer ese cambio de la calle Riera Alta a l’Eixample hace cinco años y tener la mejor prensa entre los consumidores de la ciudad. Pero sobretodo, que es que se come tan bien… y es tan amplio, siendo acogedor e íntimo a la vez… una fórmula que solamente funciona cuando todas las piezas encajan y en este vino, perdón, restaurante, es así. Felicidades de todo corazón, porque la crianza de la formación de César Pastor hace que su cocina mediterránea tenga todos los ingredientes para ser uno de los mejores candidatos para brillar en el firmamento culinario de la ciudad. Hay restaurantes que no necesitan estrellas para tener luz, porque todo en este restaurante se la merece. Palabra de sumiller.

Mis estrellas Michelin


Le dije a Carme Ruscalleda que yo también sentía lo que era tener tres estrellas Michelin aunque no supiera cocinar. Estuve en el momento (un dels “ Moments” que recordaré de per vida) en que Raül Balam se enteraba que ya tenía una de esas que brillan en las noches despejadas. Gritamos, cantamos, nos emocionamos y miramos al cielo. Pero donde estaba la estrella Michelin del Moments era en la Sala del Hotel Mandarín Oriental.

La cocina tiene la supervisión de la mujer con más energía, sabiduría e ilusión (a parte de ser la mujer que luce más estrellas Michelin del mundo), a su hijo y a un excelente equipo de gente preparada y de los que tienen ganas de aprender. Y la sala, brilla, brilla. Reluciente el trabajo de Jordi Ciuraneta, jefe de sala que domina los tempos, las palabras y el ritmo para hacer que la orquesta del restaurante del Passeig de Gracia se convierta en un sinfonía gastronómica que hace sonar al corazón y a la serenidad.

Judith Cercòs,  una de las sumilleres con más experiencia en deslumbrar a los comensales con sus propuestas, es la soprano que hace vibrar las copos. Las estrellas sólo se ven cuando las noches son serenas, cuando no hay tempestades y todo suena como tiene que sonar. Y para noche despajada, la de otro amigo, Ramon Freixa en Madrid, que me presentó mi Presume de Vinos en 7 días en la librería A Punto al día siguiente de ser condecorado con la segunda estrella. Admiro a Carme Ruscalleda tanto como profesional como por ser una magnífica, exquisita, potente, afrutada y auténtica persona y aunque nunca tendré sus seis estrellas Michelin, puedo intuir lo que es que una guía te juzgue con la máxima puntuación. Yo sumando la de mis amigos soy triestellada y emocionadísima por la noticia, orgullosa de su trabajo y hambrienta de verlos triunfar aún más.

¡Moltes felicitats, guapus, us ho merexeu!

Moments

MomentsA vegades la vida et regala bon moments i aquests són les joies més valioses que tenim a la memòria. El restaurant Moments de l’Hotel Mandarín Oriental m’ha brindat això i molt més. Una decoració acurada, zen amb encant, elegant amb glamour. Un oassis al Passseig de Gràcia per submergir els sentits, i els sentiments.

Sóc fan de la família Ruscalleda i tinc la sort de ser amiga d’en Raül Balam, un gran cuiner, un creatiu boig i una gran persona. En Raül té el solatge del Sant Pau i a Barcelona està recollint una gran collita amb un cupatge de luxe amb la sumiller Judith Cercòs i en Jordi Ciuraneta a la Sala.

Començarem a parlar dels vins… Judith Cercòs, una de les sumillers més preparades de Barcelona, us recomanarà els millors vins catalans i d’arreu del món (amb la seva predilecció cap a França) coneixent a fons tots els secrets del maridatge amb la cuina. Les copes perfectes, la temperatura adequada i amb el millor afinament sap escoltar el vi i perquè és lluexi com mai en les seves glaçoneres i decantadors. No dubteu en seguir religiosament els seus consells perquè són de tot cor i us explica els vins que li arriben a l’ànima.

En Jordi Ciuraneta us guiarà a través dels seus ulls blaus a la serenor d’una sala controlada per la seva professionalitat, com un director d’orquestra on tots els instruments s’integren per celebrar una sintonia amb la cuina. Penseu amb en Jordi com si fos part de la vostra família, pregunteu dubtes, expliqueu les vostres expectatives, les vostres preferències perquè ell aconseguirà que el menú parli el vostre idioma. Tot el servei és excel·lent: està sempre a l’ombra, movent-se sense que t’adonis i tenen la simpatia que només els grans restaurants saben transmetre sense ser els protagonistes. I no t’en adones i ja tens els aperitius a la taula, amb explicacions concises i acurades.

Aquí la fantasia comença a forjar un menjar per l’esperit. Aconsegueix que et somrigui la ment i que l’estòmac gaudeixi amb els orgasmes del paladar. Crec que mai he menjat peix (jo sóc més de carn) amb tanta passió, doncs la subtilitat gustativa és el plat fort de la casa. Els formatges són una desfilada de gustos: Mas Farró de la Garrotxa amb gelatina de mel i pinyons, les cireres i Somontano amb el Río Vero d’Osca, l’Appenseller amb la confitura d’albergínia amb baies Goji, bastons d’estèvia amb atmella i pipes amb torta del Casar i el porto amb meló fornejat amb bleu de Causes. Uns postres capitenejats amb els divertiments de pastisseria una gominola de yuzu, una gelatina de fruits vermells, un minigelat de te Hojicha, xocolata blanca amb sèsam negre, la coa de full, cabell d’àngel i pinyons, filo de sidral i pega dolça, un robí de fruita i una trufa de xocolata i taronja.

El millor, quedar ple però sense acabar atepeït, una abraçada de benestar rodejada de bons professionals i millors amics.

Mon Restaurant

c/Provença 93

93 410 64 54

Web Mon Restaurant

A l’Eixample Esquerra, a prop del Mercat del Ninot, trobem aquest restaurant que representa un món de sensacions. Elegància, sensibilitat i harmonia de la cuina de mercat sincera i amb pretensions de fer-nos gaudir del producte amb una gran precisió d’elaboració. Una carta de temporada, acurada i que té de tot sense que necessitem massa temps per triar. Que vagi de gust!

Doble Zeroo

Jaume Giralt 53

08003 Barcelona

93 315 17 44

Web Doble Zeroo

Buen sushi y tapas exóticas, con las que disfrutar de las cervezas japonesas o un vino blanco afrutado y de comidas refrescantes, agradables y delicadas. Gran calidad-precio, espacio que recuerda a los restaurantes de Tribecca, sin lujos superfluos pero sin que le falte de ná. Jordi, es una de las personas que conozco que más le gusta la comida asiática así que si esté restaurante está en su top 3 de la ciudad, es porque es especial, como él, por eso des de aquí le doy las gracias.

Nectari

València, 28

932 268 718

web nectari

e-mail nectari

Cierra los domingos y en verano el sábado al mediodía

Jordi Esteve, es joven pero esto para las personas con gran capacidad de esfuerzo y talento es una ventaja, porque tienen aún más energía y llegan antes donde quieren estar.  Sobretodo porque está arropado por su familia. Nectari en breve nos podría dar una buena noticia porque tiene el nivel de un restaurante de estrella. Cocina catalana, suave, tradicional, inteligente, clásica, emocional, que tan bien sienta… Mi abuela con sus 81 años comió sus primeros callos aquí y ya es fan. Hicimos el menú de tapas que por 27 euros combina gran variedad de tapas de primero (el mejor pà amb tomàquet con anchoa y jamón, gambas al ajillo, callos, atún, etc) y después un segundo. Me quedé con ganas de probar el menú disponible este verano por 15.95 euros. Pero sobretodo pedir el huevo pochado de la carta, el arroz de verduras, el carrete de cabrito… Un buen pan crujiente y otros miles de especias, de cebolla, de tomate, de aceitunas… Los postres que probamos fueron la pannacota y un mítico pastel de chocolate con helado de avellanas. El vino, Don Olegaris, es un albariño que nos recomendaron porque quedó el mejor del mundo según la publicación The Wall Street Journal. Vale la pena tomarse un tiempo para mirar la carta de vinos porque está bien pensada y sobretodo, seleccionada referencia por referencia.

El toque: tienen carta de agua ¡85 aguas de todo el mundo! Ya sé que son caras pero si te puedes llevar el envase (su diseño es su mayor encanto) en casa y rellenarlas. Coleccionarlas es lo más…

El sitio: perfecto para una comida de trabajo pero también para grupos (tienen un reservado) y para sorprender a una cita con un ambiente y servicio muy elevado en comparación al precio.

El Filete Ruso

C/ ENRIQUE GRANADOS, 95 (ESQUINA ROSELLÓ)

93 217 13 13

Barcelona cuenta con un nuevo restaurante dedicado a la hamburguesa: El Filete Ruso, que nace con la vocación de dignificar la hamburguesa. Con este objetivo, Claudio Hoyos y Adrián Milà han creado un restaurante moderno, divertido, donde la comida es respetuosa con el medio ambiente, biodinámica y de excelente calidad.La prioridad de El Filete Ruso es elaborar hamburguesas a partir de una materia prima excelente acompañadas de ingredientes de primera calidad. Esta filosofía se llevó a cabo ya con la hamburguesería La Burg, de los mismos propietarios, que abrió sus puertas en 2008. Ahora, con El Filete Ruso mantienen el mismo espíritu y a la vez aspiran a seguir los objetivos del Slow Food.Uno de los distintivos de El Filete Ruso es la aplicación de los criterios de la red de cocineros de Terra Madre para en el futuro intentar conseguir el sello de Slow Food Km 0. Sus exigencias de calidad garantizan, por ejemplo, que un 70% de los productos seleccionados han sido adquiridos directamente del proveedor, que debe encontrarse en un radio inferior a los 100 km; además, deben ser ingredientes ecológicos y estacionales.El local, situado en la calle Enric Granados, tiene una decoración sobria y elegante pero sin excesos, con una barra que da la bienvenida a los clientes y una sala interior. Cuenta también con una inmejorable terraza en la calle, abierta tanto en verano como en invierno durante todo el día.

La carta de El Filete Ruso ofrece hasta 13 tipos distintos de hamburguesas a la brasa, incluida una vegetariana auténticamente catalana, elaborada con judías del ganxet y arroz Estany de Pals. Hay hamburguesas de pollo y buey, pero en su mayoría, la carne procede de ternera biodinámica: sus productores cuidan hasta el último detalle la alimentación de los animales, que se basa en cereales recuperados con el que se elabora el pienso como complemento alimenticio.La ternera biodinámica procede de Espunyola, el cordero de raza “xisqueta” del Pirineo de Lleida, el pollo de corral y el buey de pura raza de montaña, con ellos se pretende reconvertir la hamburguesa en un plato gourmet. Los dos productos estrella de la carta son, cómo no, el filete ruso, por un lado, y el steak tartare por el otro. El primero está elaborado según una receta clásica: con ajo, perejil y cebolla, y frito en aceite de oliva; el segundo cuenta con la particularidad de estar preparado con huevos de Calaf y alcaparras de Ballobar, uno de los baluartes de Slow Food.


Cuatro Barcelona

Montserrat, 4 (Raval)

93 301 43 24

Quan un crític reconegut com en Philippe Regol recomana un nou restaurant en el seu blog (ha guanyat el millor blog gastronòmic d’aquesta edició) http://observaciongastronomica.blogspot.com/ li falta temps a la periodista gastronòmica Carme Gasull a anar-lo a tastar i el nostre grup d’amics per acompanyar-la. Un menú de 25 euros (es pot triar entre els diferents plats però han de ser els mateixos per a la taula) amb tapes originals, plats amb gran qualitat de producte i gustativa i sobretot, una proposta original. També a la carta de vins, amb referències triades amb cura i a un preu agradable. Per més detalls us deixo amb la crítica del periodista gastronòmic Joe Ray http://francoissimon.typepad.fr/english/2010/05/cuarto.html i avui al Magazine de La Vanguardia surt la crítica de la Cristina Jolonch.

Món vínic entre los cinco mejores locales del mundo

Barcelona, abril de 2010.-

Monvínic, centro de referencia internacional para la divulgación de la cultura del vino, ha sido considerado por la prestigiosa revista americana Food & Wine como uno de los 5 mejores locales de vinos por copas del mundo, en cuanto a su capacidad de combinación de vinos y comida.

Monvínic, es un centro divulgador de la cultura del vino de referencia internacional. Un espacio pionero, creado por Sergi Ferrer-Salat, que nació con la ilusión de abrir las puertas de par en par a una selección única de vinos de todo el mundo. Por ello, la bodega es el eje vertebrador y la razón de ser de Monvínic. Un fiel reflejo de la increíble diversidad que emana de las regiones vitivinícolas de los cinco continentes con miles de referencias cuidadas todas ellas, sin embargo, con una idéntica obsesión: las mejores condiciones de conservación, transporte y servicio. Un empeño que responde al deseo de que todos los vinos puedan ser degustados sin perder un ápice de su esencia.

Monvínic es también un bar de vinos, una sala para catas y conferencias, un centro de documentación con todos los libros, revistas, guías y catálogos de subastas que son hoy referencia ineludible en el cosmos del vino, un club de “Amigos de Monvínic”, y un espacio culinario sustentado en el producto de gran calidad y un recetario tradicional, hábilmente puesto al día por el chef Sergi de Meià.

Monvínic

Diputació, 249 08007 Barcelona T. (+34) 93 272 61 87 www.monvinic.com

Libentia

Córsega 537

93 435 80 48

¡Qué noche tan agradable! ¡Qué festival de menú degustación calidad-placer-precio! ¡Qué amables y profesionales son los 4 valientes que lo han bordado! Una lista de vinos originales, y un punto muy muy a favor que dice muchísimo de ellos: vinos a precio de coste y solo cobran el descorche (3.5 euros). Miman al cliente sin lujos pero con inteligencia emocional y gustativa. En la foto, el ravioli de txangurro, sopa de marisc y rúcula. El coll de xai con polenta muy muy gustoso. Un suizo muy cremoso como postre, pasando por un babá. ¡Ya me he hecho fan en el face-book! Y tengo que volver a hacer el menú del mediodía por 18 euros! ¡Bistronomics forever!

Celler de Can Roca

Can Sunyer, 48 (17007) GIRONA

972 222 157

A Girona hi ha un espai encantat,un jardí secret. És un espai conegut, un restaurant màgic. En Josep és el guia. És un príncep que amb la seva veu i la seva mirada et transporta a un paradís de sensacions amb vins esquisits. L’olfacte es tenyeix de música i el tacte dels aliments et toquen el cor. Els germans Roca t’expliquen somnis de paladar a cau d’orella amb experiències que et transporten més enllà de la realitat. A la cuina i a un follet que mou el foc al ritme de l´ànima. Es diu Joan i en els seus ulls té la calma del mar i la serenitat de la terra. La seva cuina et fa pessigolles al pensament i et reviu la part més saborosa de la infantesa. La part dolça, en Jordi, és un dimoni que et sedueix amb les fragàncies més dolces. Un simfonia de tres que equilibra l’esperit i et regala moments de felicitat. La gastronomia pot ser art, però sobretot quan la toquen poetes. Sentiment, sentiment i sentiment. Emoció, serietat, elegància, serenitat, pau i harmonia, en el plat, en un menú, en un somriure.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies