El amor, el mejor cupaje

El amor el mejor cupajeUn buen sumiller os puede recomendar el mejor maridaje para una cena romántica. Una botella de tinto profundo que se abra lentamente para una primera cita (aunque a través de tinder y ya se haya cortado el hielo a través del móvil). Como el nuevo vino de Salus Dual en Priorat con una relación calidad-precio-placer imbatible. Un espumoso para un matrimonio que quiera ponerle chispa a su San Valentín, como De Nit, el vino de Conca del Riu Anoia elaborado por un matrimonio que hacen cupaje viticultura de Pepe Raventós y la comunicación enológica de Susana Portabella. Un blanco con fundamento para los living apart together que se regalan un menú degustación en un restaurante de moda con un blanco de Jura, el Tissot Les Bruyéres Chardonnay, por poner un ejemplo. O un rosado para los que son padres de niños pequeños y que cuando ponen a las fieras a dormir solo les queda solo energía para comer finger foods con el Scala Dei Pla dels Àngels.

“El vino brinda oportunidades de seducción, no solo por motivar la conversación, sino que permite conocer, indagar en los gustos de las otras personas.” dice Centelles. Después de leer el inmenso trabajo que hay en el primer volumen de las Bebidas (están programados ocho) con la metodología de Adrià Sapiens de la Bullipedia, le pregunto al hombre de Jancis Robinson en España, Ferran Centelles, qué vino marida con el amor. “No hay un único vino para seducir pues el interlocutor es la clave, informarse de que vinos le gustan a él o a ella para sorprender con algo de su perfil demuestra interés y genera una conversación más íntima” Es decir, que nos curremos el maridaje no según la comida (esto ya se da por hecho) y pensemos en transportar a la velada a ese país que sabemos que quiere visitar y aún no hemos podido a través de sus variedades autóctonas. Pensar en la añada que se conoció la pareja, o sorprender con un vino del año del nacimiento (según la edad nos tendremos que ir a colheitas), jugar con los nombres del vino, con las sugerencias de la etiqueta… Que el vino sea un regalo para los sentidos y no solo. La periodista Ruth Troyano me recuerda que en el amor “todo se llena de sentido” citando al gran poeta Miquel Martí i Pol. Sus libros Retrats de vi publicados por la Universitat Rovira i Virgili son una oda a los hombres y mujeres que vendimian la historia de su familia, la tierra en una de las profesiones más viscerales. Hacer vino, me dice, es una aventura que reúne humildad y naturaleza ligada por un amor profundo.  ¿Qué historias de amor hay detrás de las botellas? Una de mis preferidas es la del esposo (¿por qué siempre hablamos de esposa?) de Jean-Luc Thunevin, y la ex infermera Murielle Andraud que cuida las viñas con la delicadeza de una artista. En Saint-Emilion, con sus vinos de garaje y una inmensa capacidad de detectar si el vino huele a corcho une a esta pareja en Château Valandraud y sus otros proyectos. Y allí va los protagonistas de la historia de amor con más solera: Sara Pérez y René Barbier, forever. Se conocían desde que sus padres hicieron un proyecto conjunto en el Priorato en 1987, pero no fue hasta el 1998 que se “reencontraron” en un viaje de viticultores a California y que le siguieron al año siguiente en Borgoña (donde conectaron con un Clos Vougeot del 90) y el 2000 en Italia donde compartieron por primera vez su vino más fetiche, de Roberto Voerzio un Cerrequio del 97. La vendimia del febrero del 2001 a Achaval Ferrer en Mendoza (Argentina) en medio de viñas de malbec con mucha altura…Veinte años y cuatro hijos después siguen haciendo vinos, la misma Sara nos recomienda para conectar a dos personas el Venus Blanc y el Pedrer Rosado.

También la historia de Irene Alemany y Laurent Corrió transcurre con el telón más envidiable de la viticultura mundial. Se conocieron estudiando en Borgoña y rellenaron su amor en California y cuando tienen una mesa para dos disfrutan un buen Côte de Nuits. Aunque seguramente su brindis más especial fue cuando superaron su cáncer de pecho en el Celler de Can Roca. La fe en la investigación a través de su vino El Microscopi, cuyos beneficios se destinan al Instituto Oncológico del Hospital Uniersitario Vall d’Hebrón de Barcelona es un poema de merlot, cariñena, cabernet sauvignon y esperanza. Le pregunto a Josep Roca si conoció a su mujer Encarna haciendo de pasamano en el restaurante de sus padres y me dice que no. Quiero robarle un titular y me lo da: “En la sala dedicada a la Borgoña del Celler de Can Roca se comprometió una pareja”. Sonrío. Me cuenta sus proyectos internacionales, documentales, un viaje a Escocia y que sus hijos ya tienen dieciocho y quince años. Seguramente Pitu con los caterings que ha hecho para las mejores bodas gironines ha visto muchos brindis de blanco.

Gracias al Congreso Internacional de Gastronomía de Torres, el canadiense mejor sumiller del mundo François Chartier conoció a la que es la madre de su futura hija, la sumiller francesa Isabelle Moren. A través de las familias aromáticas de su libro más reconocido Papilas y Moléculas encuentran la armonía perfecta, también sin alcohol. La pareja más prestigiosa seguramente es la de los Master of Wines Susie and Peter, un matrimonio inglés que comparte el título del prestigioso Master of Wine, programas de tele y libros. No os perdáis su web. Una de las parejas que más admiro dentro del sector es Juan Carlos López de La Calle y Pilar, que después de más de 30 años luchando por Artadi tienen una complicidad y una inteligencia emocional única. Sé que encontráis a faltar la pareja de moda en el vino, la del zaragozano Guillermo Cruz y su colega de profesión en Mugaritz Silvia García Guijarro. Pero es que están de luna de miel en Napa Valley y no hemos querido molestarlos. En el tarot la Reina de Copas retrata el reino profundo de la emoción. Zoltan Nagy habla con elaboradoras de la península sobre los vinos que ellas mismas elaboran y que seguramente utilizan para seducir. Como Mar Galván y su garnacha del Po o Anne-Josephine Cannan y su romántica labor en Clos Figueres.

Y para acabar, mi historia personal a través del amor y del vino. Érase una vez…. Alimentaria 2010 y una presentación en el Món Vínic organizada por el reconocido periodista autor de la Guía del Champagne Jordi Melendo, donde conocí al padre de mis hijos. Caté ese Sangiovese, llamado Carandelle y me supo a gloria. Era biodinámico así que pensé en entrevistar a quien lo hacía. Te gusta porque es italiano, me dijo el ganador de mejor sumiller de Catalunya, César Cánovas. Pues a través de su vino conocí a Lorenzo Zonin. No me podía ni imaginar que me acabaría casando en medio de las viñas de vernaccia di San Gimignano en la bodega de mi suegro, Abbazia Monte Oliveto ¿Sabéis que bebemos en la intimidad después de sus múltiples viajes con sus vinos biodinámicos de Maremma Toscana Podere San Cristoforo y comom Brand ambassador de Zonin 1821 y mi lactancia materna? Cerveza de trigo sin alcohol. Porque lo que une el vino no lo separa la vida. Y colorín, colorado este cuento se ha acabado.

Artículo publicado en Vinos y Restaurantes

Womanity

Llaman humanidad cuando dejamos de ser animales para comportarnos como personas con sentimientos. Cuando cambiamos los instintos básicos y las pulsaciones irracionales por emociones racionales. Cuando dejamos de guiarnos por las necesidades y conseguimos metas morales. Esto es lo que nos humaniza delante el resto de los mamíferos.

Hay algo, que separa hombres de mujeres. Y no solo es cuestión de sexo. Se trata la “womanity”, lo que una mujer nunca haría y que los hombres hacen constantemente con la excusa que es su naturaleza. El egoísmo de quererlo todo sin dar nada. El llamar a su excitación romanticismo. A la eyaculación al hacer el amor. A un capricho pasión. Hacerlo sin condón como sinónimo de compromiso. Decir cosas que no se van a cumplir. Olvidarse de los detalles significantes.

Las mujeres no son mejores que los hombres, pero si que tienen una humanidad diversa. Y no me refiero sólo a combinar el bolso con los zapatos, a gozar de las velas aromáticas y a contar sus secretos a las amigas. Hablo de proteger del dolor, de cuidar a quien quieren, de la lealtad a los principios por encima de los finales.

Por ello el olfato en las féminas se vuelve más importante que nunca. Es la capacidad de distinguir a través de la pituitaria lo que es tóxico a lo que es sano. A la comida que te va a sentar mal y que no podrás digerir. A los hombres que genéticamente son compatibles. A oler el peligro de los que no lo son. El perro es el animal con más olfato, dicen. Y también el más fiel. Pero cuando una es una perra no se le está elogiando, precisamente, por su nariz de oro. Cerda, cuando disfruta en la cama. Una marmota cuando duerme más de la cuenta (seguramente porque lleva noches en blanco por la lactancia materna). Vaca, cuando come demasiado. Una mula cargada de las tareas del hogar. Una zorra cuando ha tenido más de una pareja (¡y sin contar cuantas nunca llega a tener un hombre!).  Una hiena cuando coge un trabajo inferiormente pagado que un su igual masculino. Una gallina por callar los maltratos. Una serpiente si consigue triunfar. En un momento en que las mujeres intentan reprimir sus instintos maternales, olvidar sus miedos de soledad, brindo por aquellas que se animalizan para proteger su esencia primaria.

35 cosas que he aprendido al cumplir 35

 

  • Que si no me apunto las cosas me las olvido
  • Que soy rubia y con el pelo largo (he intentado ponérmelo de todos los colores y hacer cambios pero no me gusto)
  • Que la vida es simple aunque no fácil
  • Que ya no hago planes a largo plazo porque la vida te da unos “zascas” alucinantes…
  • Que aunque creas que estás mintiendo, mientes
  • Que aunque a veces no sé bien lo que quiero tengo clarísimo lo que no quiero
  • Que nunca el tiempo es perdido
  • Que el primer sorbo de la cerveza es el mejor
  • Que solo ponemos las cosas bonitas en el Facebook
  • Que no me puedo comprar gafas de sol caras porque las pierdo
  • Que todo es actitud: nunca pensé que podría estar contenta recogiendo (literalmente) tanta mierda (tengo una perra y una bebé de 16 meses)
  • Que el sexo no es tan importante. Sí,sí, eso he dicho porque ahora es lo que pienso (a los 25 nunca hubiera imaginado que diría esto)
  • Que lo que antes se te hacía pesado (trabajar, hacer ejercicio o estudiar) ahora es una fiesta porque es el único momento que conecto conmigo misma
  • Que cuando eres madre ya no tienes vacaciones y lo vives con esa alegría
  • Que mi perra es un animal y no una persona, aunque es una de las mejores personas que conozco
  • Que si no me hago la manicura me acabo mordiendo las uñas
  • Que me gustan las personas auténticas y con las que puedo ser auténtica
  • Que hay cosas que es mejor no preguntar
  • Que hay personas que ni por mucho que te esfuerces ni te caerán ni les caerás bien
  • Que soy adicta al café y no quiero dejarlo porque es lo que deseo cada mañana
  • Que por mucho que critiques a tu marido es el mejor, el mejor absolutamente y de largo
  • Que hay recuerdos que con el tiempo no se olvidan si no que se vuelven más amargos de lo que fueron
  • Que mis padres son unos santos ( ya lo sabía pero lo corroboran más al hacer de perfectos abuelos)
  • Que siempre se puede estar más cansado
  • Que nunca voy tener una buena delantera (pensaba que después de los embarazos se quedarían pero después de 9 meses de dar pecho se fueron)
  • Que puedes sobrevivir durmiendo a trozos
  • Que siempre tienes que ir con el protector total para “er bigotillo”
  • Que valoras siempre aún más a tus queridísimos amigos
  • Que una canción puede ayudar a cambiarte el humor
  • Que la risoterapia es la mejor terapia
  • Que como en tu casa, en ningún sitio
  • Que la mejor botella de vino es la que da mejor conversación
  • Que no por mucho madrugar amanece más temprano (también literalmente)
    Meritxell Falgueras - Presume de Vinos
  • Que eres muy fan de casi todas las mujeres del mundo
  • ¡Que no volverías ni de coña a los 25!

Escribiendo con una copa de vino…

Hubo una vez que la escritura me ayudó a conocerme, el vino me ha permitido seguir escribiendo. Las palabras con vino siempre son más sabrosas, porque tienen el aroma de lo vivido y saben a lo que vendrá. Todos estamos solos, pero es algo que nunca llegamos a admitir, tal vez, sólo, cuando bebemos sin compañía. Es entonces cuando nos damos cuenta que solo nos puede aliviar una copa de vino y un ordenador para describir lo que sentimos.

Mi riesling con cacahuetes, mi música de “El paciente Inglés”, todos esos cuentos que nunca se escribirán… Todas aquellas palabras que decimos compartiendo una botella, todas las que callamos cuando se hace de día. Todo el amor que añoramos y el que deseamos encontrar. Todos los traumas que no hemos digerido y todas aquellas ilusiones que queremos revivir. El vino es lo que nosotros queremos escribir y no sabemos expresar, por eso tragamos la vida en vez de degustarla. Cuando estamos amargados comemos cosas dulces porque creemos que cubrirán el mal sabor de boca de nuestras decepciones. Y no es así, sólo nos producen acidez y mal de muelas. Mordemos lo que nos asusta para poder despedazar el dolor en partes, parece que así es más comestible.

Brindo por el amor que no sentimos y chupamos, por los deseos que nunca se cumplirán. Freud tenía razón sobre la necesidad oral de los que aún no han superado la etapa. Solo son sorbos de vida que ahogamos en una copa de vino.
 
Wines and the city

Meritxell Falgueras

Fuente foto: Flickr

Un jardín en tu copa

Solo los bebedores saben apreciar el lenguaje de las rosas y el vino”  dice Omar Khayyamm. Que en el vino hay flores no es sólo un tópico romántico. Aunque el que de verdad sería capaz de diferenciar la infinidad de flores que hay en una copa sería un florista. No hay nada mejor como conocer las diferentes plantas para reconocer sus notas en la cata. Es normal que los vinos blancos nos evoquen (ya por analogía cromática) las flores más claras y por consecuencia, los tintos flores oscuras como la violeta. En la Edad Media se utilizaba esta flor para reducir la sensación de embriagadez y en perfumería se continua utilizando muchísimo por su fuerza y seducción. También los tintos jóvenes de variedades como el merlot, el tempranillo y el syrah pueden dar estas notas teñidas por toques muy golosos de  fruta roja. Acacia, espino blanco, jazmín, pino, tomillo… ¡todo un jardín cabe en una copa!

spring

La primavera puede llegar primero a nuestras copas a través del bouquet de las notas varietales. En teoría esta palabra francesa quiere decir ramo de flores. En el vocabulario de cata nos referimos con esta palabra a la suma de aromas primarios, secundarios y terciarios. Recordad, entonces, ¡que solo los vinos que han pasado por una crianza podemos decir que tienen bouquet! Por esta regla de tres acordaos que nunca podéis decir la mítica frase “qué buen bouquet” delante la copa de un vino joven. Las variedades altamente aromáticas con propiedades florales y vegetales se notan más al no estar enmascaradas por las notas de la madera. Las más terpénicas, es decir más altamente aromáticas, son el Riesling (¿habéis probado el Waltraud?), el Sauvignon Blanc (como lleva el Milmanda) y el Verdejo (que también está en el abanico de la bodega). Haced la prueba: tapaos la nariz cuando degustéis el vino. Hasta que no os la destapéis no podemos notar su gusto. No es el que el vino sabe a flores si no que sus aromas retronasales también se degustan a través de los aromas en boca. La rosa, la reina por antonomasia la podemos regalar de manera líquida con vinos hechos de moscatel o gewürstraminer. Las notas de geranio denotan algunos problemas de evolución.

No nos podemos olvidar las plantas aromáticas, grandes componentes olfativas de los grandes vinos del mundo. Las notas misteriosas de la menta, de los helechos, del eucalipto, de la tierra mojada que son muy profundas y que dotan al vino de gran distinción y personalidad. El toque especiado del orégano, la hierba fresca, la humedad del sotobosque nos regala la sensación de estar en el bosque sin salir de casa.

En marzo llega el brote de la viña que tiene como peor enemigo las últimas heladas primaverales. Las hojas se van haciendo más grandes hasta que en mayo se llenan de flores. Unos meses ideales para pasear por los viñedos. Flores de mayo que serán frutos y que en agosto perderán el verde de la clorofila para colorearse según la tipología de sus variedades. En el hemisferio sud, la floración es en noviembre, cuando salen las flores (al mismo tiempo a nosotros nos están cayendo las hojas). La flor de la viña es efímera y nos enuncia el paso de las estaciones. El mediterráneo empieza y acaba con este paisaje que ya des de la Grecia antigua representaba la paz y la fertilidad. La vid renace como las divinidades que se le asociación: Osiris en Egipto, Dioniso en Grecia, Baco en Roma y Jesús en el cristianismo.

 

Meritxell Falgueras

Vídeo-catas con Meritxell Falgueras: Milesimé Brut Reserva 2010

Milesimé Brut Reserva 2010
Juvé & Camps
12%
D.O.: Cava

Milesimé Brut Reserva 2010 – Juvé & Camps

El Milesimé 2010 de Juvé & Camps se trata de un cava excepcional, ya que como su propio nombre indica (milléssime en francés), es un cava que se produce solamente en buenas añadas, y el buen tiempo hizo de la cosecha de 2010 una de ellas. Un cava brut reserva 100% Chardonnay procedente de los viñedos de Juvé & Camps en “Espiells”, su contenido ha estado 24 meses de media en contacto con las lías, tiempo que le ha aportado un amplio y harmonizado conjunto de aromas que desfilarán exuberantes en tu paladar.

En la copa su bello dorado viene con la compañía de una soberbia espuma tan característica de la Chardonnay, con unas burbujas finas que ascienden con suavidad hasta la superficie formando una corona abundante y persistente. Su complejo aroma brinda elegancia e intensidad en cada uno de sus aspectos. Predominan las frutas carnosas como el melocotón y el melón así como algún recuerdo lácteo. A su tiempo evoluciona a más intensidad dando luz a tonos de miel, cítricos como el pomelo y el pan tostados. Su paso por la boca es presidencial. De amable e intensa efervescencia acaricia el paladar con una magnífica cremosidad y untuosidad. Fresco y potente destacando su la larga persistencia aromática en su despido.

Hablamos de un cava que no te fallará en ningún aspecto, estamos hablando de calidad, excepcionalidad y experiencia aunadas bajo este milléssime que no es más que la demostración de una bodega que tiene muy claros los estándares de un buen cava. Tómalo para acompañar cualquier momento que desees que dure, porqué este cava, más allá de su duradero sabor, tiene acumulado un eterno saber.

  Meritxell Falgueras

Más sobre Juvé & Camps y sus vinos:

logoJ&CJuvé & Camps es una de las bodegas familiares más emblemáticas del Penedés y uno de los elaboradores de espumosos de calidad más reconocidos del mundo, líder en elaboración de cava Gran Reserva. Presidida por Joan Juvé, la familia acumula siglos dedicándose a la viticultura. Cuenta con 250 hectáreas de viñedos cultivados de manera 100% ecológica y a las cavas subterráneas de la bodega de Sant Sadurní d’Anoia nacen marcas como el Juvé Camps La Capella, Gran Juvé & Camps, Milesimé, Blanc de Noirs, Reserva de la Família, Essential, Reserva Cinta Púrpura, Sweet y el Brut Rosé. De otro modo, en la modernísima bodega de elaboración en Espiells se obtienen los vinos base cava y se elaboran los vinos blancos Ermita d’Espiells, Miranda d’Espiells, Gregal d’Espiells y Flor d’Espiells, los rosados Ermita d’Espiells Rosé y Aurora d’Espiells Rosé, y los negros Casa Vella d’Espiells, Viña Escarlata y Iohannes, un vino de autor para guarda elaborad en homenage al fundador de la bodega.

Visita su web ›› Juveycamps.com
Su Facebook ›› facebook.com/juveycamps
Su Twitter ›› twitter.com/juveycamps

 

 

La lección de la naturaleza: RENOVARSE

Primavera - Spring - Wines & the City

La primavera esta en el máximo de su esplendor: aire fresco, cielo limpio y flores que colorean los paisajes. No es posible quedarse indiferente a tal belleza. Admiro la perfección de los insectos, la calma del perro en la puerta; escucho el canto de los pájaros, el zumbido de los insectos voladores y el tiempo marcado del batido del reloj. Solo hace falta oler el aire cargado de bocanadas florales, melosas y embriagantes. El otoño había hecho caer las hojas, había silenciado todo, mientras el invierno sirvió como pausa, de reposos, de reflexión, de autocuración. La viña se ha separado de sus propios frutos, abandonándose a su propio destino para reiniciar el maravilloso ciclo de la vida y llegará pronto también para ella el momento de la floración. La naturaleza puede parecer cínica a nuestros ojos, veloces al juzgar.

Primavera - Meritxell FalguerasEn realidad “todo el universo conspira para que quien lo desea con todo su ser pueda alcanzar a realizar sus propios sueños. Los hombres son artífices de su propio destino: pueden cometer siempre sus mismos errores, pueden escapar constantemente de aquello que desean, y que tal vez la vida les ofrece de manera generosa, o pueden abandonarse al destino y luchar por sus propios sueños aceptando el hecho que se representen siempre en el justo momento. El hombre no puede nunca parar de soñar. El sueño es la nutrición del alma, como la comida lo es para el cuerpo. Muchas veces, en el curso de la existencia, vemos que nuestros sueños desaparecen y que nuestros deseos quedan frustrados, todavía es necesario continuar a soñar, de otra manera nuestra alma moriría. Solo una cosa hace imposible un sueño: el miedo a fallar” (Paolo Coelho)

El secreto de la vida está en el renovarse, eso pide un enorme coraje, la naturaleza parece que ya se ha hecho una razón, el hombre no. Cada vez que se libra de una carga, pesada, que lo liga al pasado, a alguno, a alguna cosa, se empieza a correr más rápido.  Si esto no pasa, es que en el fondo no nos hemos verdaderamente liberado. Y igualmente es importante entender qué cosa nos impide realizar nuestros sueños y crecer de la mejor manera, el campesino sabe bien lo que se tiene que podar y deja solo las gemas que darán las uvas mejores.

Lorenzo Zonin
(Podere San Cristoforo)

fuente foto: Flickr – Nha Le Hoan / Pink Sherbet

Sommeliers per il mondo

Di spagnoli per il mondo ce ne sono molti (ecco perché esiste questo programma televisivo), e tra di essi, anche quelli che si dedicano al loro lavoro di sommelier con tutto il cuore (perché è una professione passionale). Gente che non è emigrata per via della crisi (non che non si sia fatta sentire anche in questo settore), ma perché il vino li ha portati verso città ispiratrici e deliziose.

Proprio come è successo a Rut Cotroneo, che sognava di parlare francese e di vivere a Parigi, ed ora sono già tre anni che lavora nello Hyatt Park Hotel, al ristorante Pur con una stella Michelin, in rue de la Paix. Bruno Murciano cominciò nel Ritz di Londra e già da dieci anni si dedica al commercio del vino nella city.

Rut Cotroneo en un hotel

Rut Cotroneo en un hotel

Lucas Payá se ne andò dalla Cala Montjoi (el Bulli) per arrivare a New York. Città che ospita la famiglia di Pepe Raventós, il quale decise un paio d’anni fa di dirigere la sua cantina di cava di Sant Sadurní dalla città dei grattacieli.

Ce ne sono altri che, pur mantenendo la residenza nella penisola, sono tra i più internazionali. Come il nostro sacerdote del vino, Josep Roca, il sommelier e proprietario de “Il miglior ristorante del mondo”, secondo la rivista Magazine, che ha sedotto il mondo intero con l’opera-menù degustazione “El Somni”, assieme ai suoi due fratelli, la parte salata e la parte dolce del Celler de Can Roca.

O Ferran Centelles, un sommelier formatosi in Francia e in Inghilterra, che ha sempre mantenuto e mantiene tuttora l’umiltà del ragazzo del quartiere di Sants, anche adesso che attribuisce il punteggio ai vini spagnoli per la Lady di ferro del vino, Jancis Robinson [English]. Quello che prima di lui occupava questo posto, Luís Gutiérrez, adesso si occupa di assegnare i prestigiosi Punti Parker [English].

E che dire degli enologi che viaggiano per imparare marketing nei Primeurs di Bordeaux, e visitano diverse zone vinicole per formarsi? (per chi produce spumosi è d’obbligo andare nella Champagne; per imparare le ultime novità in vinificazione di bianchi, Nuova Zelanda è un must, tra altre centinaia di esempi).

Fuente: Flickr*

Fuente: Flickr*

Anche i produttori di vino viaggiano moltissimo. Per vendere vini è necessaria una storia, un volto, un tono. Álvaro Palacios passa più giorni muovendosi per il globo che in casa, rimanendo tuttavia sempre ben radicato nel Priorato. O Juan Carlos López de la Calle, il cui Viña el Pisón ha compiuto 19 anni di promozione mondiale della Rioja nel mondo. Ci sono poi i flightwinemakers e i car-winemakers, come il super Mariano García, che va da Toro a Ribera con la facilità di chi entra ed esce dalla cucina.

In questo periodo in cui è così difficile guadagnare (e non solo vendere in Spagna), uscire dal proprio paese per vendere è ciò che potrebbe determinare il successo di una impresa. L’esportazione per molti è l’unica via d’uscita, però bisogna seguire il cliente, andare ogni volta che ti chiedono degustazioni, visitare le enoteche e i ristoranti che hanno il tuo prodotto…

Ecco perché esistono tutte quelle fiere: gli appuntamenti annuali del Vinitaly a Verona, Prowein a Düsseldorf e Londra Wine Fair. Ogni due anni Alimentaria, i pari; e negli anni dispari, Vinexpo a Bordeaux. Vari eventi, sempre produttivi: il Merano Wine Festival, il Forum Gastronomico a Girona

Non c’è tempo per pensare a dove vuoi andare in vacanza quando finisci di degustare vini! E sì, le vacanze di quanti si dedicano a tutto questo sono quasi sempre, se mai ne aveste dubitato, tra le vigne, per i filari dove cresce la vite.

Volete un esempio? Ebbene, lavoro a Barcellona, sono membro di una giuria internazionale, studio a Londra per il Diploma del WSET e vivo in Toscana. Insomma, se qualcuno voleva essere Willy Fog, ecco qui una professione che fa girare molto, e non solo la testa…

 

Meritxell Falgueras

Source: Flickr – portobayevents

Ver artículo en español

Parole odiose

– Vuole provare una cantina boutique dove lavorano con vigne vecchie con vera passione? Hanno un Riserva che sarà un’icona Premium di stile borgognone di aromi varietali da 100 punti Parker, dove il terroir è il vero protagonista.

– Preferisco dell’acqua, grazie.

Non voglio che succeda questo. Ho composto questa frase utilizzando i dieci termini che, secondo Gabriel Savage in Drink Business, sono i più irritanti per il consumatore quando si tratta di parlare di vino. Io sostituirei alcuni anglicismi con i nostri “di razza”, “fruttato”, “rotondo”; ma cambia poco. La cosa più importante è come possiamo comunicare, seducendo con il linguaggio senza che il consumatore cambi canale. Dove sta il giusto equilibrio? Se lo fai didattico, divertente e facile lo tacciano di superficiale e poco professionale. Se lo fai serio, risulta noioso, elitario e incomprensibile. Cosa vogliamo che sia il vino? Un amico che ci aiuti a goderci di più la gastronomia e le parole? Un prodotto culturale di lusso? Una religione? O semplicemente quello che è: il frutto del paesaggio? In questo paese non lo so. Negli Stati Uniti vogliono vendere il vino. Per questo fanno tutto molto formalmente informale. Chi desidera più informazioni, va nelle cantine. Pagando, perché niente è gratis in questa vita, e ancor meno la domenica, quando vorresti rimanere con la famiglia mentre i vari gruppi di amici vorrebbero fare un remake del film “Sideways”.

Captura de pantalla 2014-02-19 a les 9.45.08

Volete bere senza dover guidare? A Napa Valley hanno un treno per questo, e sennò si può sempre richiedere il trasporto in auto, persino in Limousine.

Che cantina vado a visitare? Ci sono cataloghi gratuiti in tutti i ristoranti e i negozi, con le cantine divise per zona, varietà, e con tutte le informazioni necessarie per andare a vederle.

E cosa compro per mia cugina che non è potuta venire? Tutti i souvenir possibili e immaginabili per poter continuare a degustare vino con tutto ciò che hai imparato.

Dopo Disneyland, la zona di cantine californiane concentrate a Napa Valley e Sonoma è la seconda attrazione turistica con 8 milioni di visitanti all’anno. Qualcosa di buono lo staranno pur facendo, gli americani. E noi, che cosa facciamo? Junípero Serra è un frate maiorchino che fondò le prime missioni in California: sua la colpa delle prime coltivazioni di vite nel XVIII secolo.

Dobbiamo costruire, e non distruggere (men che meno ora). Il consumatore deve potersi godere il vino che beve. E basta. Che possa decidere lui stesso come, quando e in che lingua lo vuole degustare. Ma che sia una che riesca a capire. E che importa se non lo sa decantare? L’importante è che abbia voglia di provarlo un’altra volta perché quella bottiglia di vino gli ha regalato un bel momento. Ogni giorno la sete di conoscenza svuoterà un po’ di più quelle botti; e poi la gente capisce soltanto una lingua: quella del buon gusto.

Meritxell Falgueras

Photo source: Flickr – Sarah Reid

El club de los infieles

Artículo de Meritxell Falgueras publicado en el blog Tinta de Calamar (Cadena SER)

Vino e infidelidad

La fidelidad, en su nivel más abstracto, implica una verdadera conexión con la fuente. Su significado original está vinculado a la lealtad y la atención al deber. También a la capacidad de cumplir los pactos, de no engañar, de no traicionar a los demás.

Lo de casa siempre sabe mejor porque conoces los ingredientes y, al degustarlo, aprecias su valor. Pero no crean que los elaboradores solo beben sus vinos. Su mejor máster postuniversitario es, precisamente, la cata de otros vinos. ¡Y no solo de la competencia! Grandes vinos en los que inspirarse…

Mariano García, el rey de la Ribera del Duero, es un fetichista de los vinos viejos de Rioja. Juan Carlos López de Lacalle, de los grandes de Burdeos. Jean Luc Thunevin, de Château Valandraud, adora los supertoscanos. Y Lorenzo Zonin, los borgoñas.

vino y champánPodríamos seguir sumando nombres pero estas pequeñas canas al aire no son solo son cosa de los enólogos: también seduce a sumilleres y a mercados enteros. Por mucho que en las cartas de vinos se premie a los del kilómetro 0, podemos encontrar grandes ventas de vinos españoles en Estados Unidos. El mercado anglosajón es el más infiel de todos: ¿que hay un buen cabernet en Chile a buen precio? Ni se acuerdan de la Unión Europea ni de su vecina francesa.

¿Los países productores solo consumen sus propios vinos? Dicen que hasta quien tiene el mejor cónyuge, a veces, por el lujo de variar, cae en la tentación. Francia compra poco pero adora los buenos vinos españoles e italianos. Y los italianos, ¿con quién ponen los cuernos? Tienen prosseccospumante y franciacorta pero no pueden evitar su debilidad por el champagne. Y los del champagne, a su vez, cumplen sus burbujeantes votos matrimoniales como nadie pero está claro que, con una buena carne, se tiran al tinto.


Cartaví
Cartaví es un concurso organizado en Barcelona para premiar a las mejores cartas de vinos catalanes
 que,
ahora, se ha extendido también a EE UU. Hace años era más fácil encontrar un Rioja que un vino de Terra Alta en cualquier restaurante de Barcelona. Ahora nace una nueva sensibilidad, el orgullo de mostrar las denominaciones de origen cercanas a la ciudad.

¿Quieren una buena bronca? Vayan a Burdeos y pidan un Borgoña. Verán que cara le ponen. Lo que no tenía sentido era pedir el vino de la casa en la península ibérica, siendo la mayor viña de Europa, y que te dieran un australiano, barato y con chips. La fidelización es un concepto marketiniano que se refiere al fenómeno por el que un público determinado permanece fiel a la compra de un producto de forma continuada. Se basa en convertir cada venta en el principio de la siguiente, con una relación estable y duradera.

A mí me encanta defender los vinos de mi región y no porque sean los míos sino porque, además, están buenos. De hecho no tengo miedo a compararlos con los grandes vinos mundiales porque sé que dan la talla. Siempre habrá alguien más guapo o más simpático, igual que se harán vinos perfectos y de mejor precio. Pero el terroir y el alma no entienden de comercio sino de lo que te predispone evocar una etiqueta que, orgulloso, reconoces de tu especie. La media naranja siempre te da el mismo zumo pero hay quien, aunque sea por un apasionado affaire, toma mosto.

*Fuente fotos: Flickr – Matt / Andrew R. Whalley

 

Una colleja al machismo en el mundo del vino

Artículo de Meritxell Falgueras publicado en el blog Tinta de Calamar (Cadena SER)

WOMAN

El último programa de Top Chef ha sido el primero que he visto. Pero conozco a Begoña. Hace dos años estuve haciendo una cata en Valencia y acabé en su restaurante, La Salita. Me quedé impresionada. Después, haciendo zapping, la veo y la reconozco en sus platos. Sigo la final en Twitter y, antes de que se proclame vencedora, Susi Díaz,  miembro del jurado, le da la enhorabuena por llegar siendo mujer… porque cuesta más.

En la entrevista de El Almacén Paula Vázquez hace hincapié en lo injusta que es la cocina con las mujeres pero leo en el móvil: “Qué cansino, el tema de ser mujer y lo difícil que es”. Lo ha escrito un hombre, claro, y yo, que cuando me preguntan por lo de ser mujer en un mundo de hombres, como lo es el de la sumillería, normalmente intento quitarle hierro al asunto, me reboto.

 

Siempre digo que cada vez somos más chicas las que nos dedicamos a esto, que las mujeres tenemos mejor olfato y mayor capacidad para relacionar las sensaciones con palabras, y que en la profesión tenemos grandes compañeros… Pero ayer me cabreé con el comentario.

Porque es verdad: normalmente los podios son para hombres y, muchas veces, cuando preguntan por el sumiller y te presentas tú, aún hay quien pide que venga el jefe. ¿Que es cansino el tema de que gane una mujer y se valore más su trabajo? Lo cansino es que cuando vas a una cena se comente más tu vestido que tu profesión. Pero si vas fea, también te critican por tu peso, por tus pelos o porque vas dejada.

¿Cuántas mujeres han llegado a la élite de la gastronomía? ¡Muchas! Una de ellas es Carme Ruscalleda, quien tiene una familia que le apoya pero a la que nadie le ha preguntado por el precio. Y Chicote asegura que hay muchas más pero no da nombres. ¡Claro que las hay! Mi abuela y mi madre, como muchas otras amas de casa, han hecho posible que sus maridos y sus hijos tengan más tiempo y energía para triunfar en la vida. ¿Cómo lo han hecho? ¡Cocinando!

Recuerdo todos los comentarios machistas que he tenido que aguantar y también las copas que no he podido tomarme porque ciertas cenas que acababan en sitios impropios para una señorita. Si tonteas, eres simpática, pero si marcas distancias con los que han bebido demasiado, eres una creída.

Recuerdo las veces que he trabajado gratis porque “a la niña le hace ilusión escribir o hablar en público” y también las veces que no me han dejado entrar en catas importantes. Tengo en mente a unos cuantos peces gordos del sector a los que se les va la mano pero no se les puede condenar porque, si hablan, no volverás a salir en esa guía o a servir una copa de vino. Y si has llegado a donde estás es por ser una hija de papá o porque te has tirado a alguien. ¿Por méritos propios? Improbable.

He visto a hombres menos preparados en sitios de poder pero nadie ha hecho ningún comentario sexual al respeto. Sí hay, sin embargo, muchas mujeres que triunfan en las gastronomía (o en su profesión, sea cual sea), la mayoría sin hijos o, al menos, con pocos. También hay excepciones, por suerte.

La final de Top Chef

Begoña Rodrigo recordó lo importante que son para ella su compañero y su familia. Cuánto la habían ayudado… Pero en la mesa de las 24 estrellas Michelin, el jurado de lujo de la final Top Chef,  solo había una mujer.

A veces hablo del tema con colegas de profesión y todas creemos que, por encima del trabajo, lo más importante es la familia. Fantaseamos con dejar de trabajar 14 horas diarias para poder cocinar un día con calma para nuestro novio y/o para alimentar a nuestros hijos. Pero después, por obsesión, por vocación, por convicción, por orgullo o por necesidades económicas, seguimos igual y acabamos sintiéndonos tremendamente culpables por ello. Ganar un programa de televisión está chupado en comparación con la lucha diaria. Sí, es cansino el tema de la mujer…  pero es así. ¡Y eso sí que cansa!

* Imagen: Flickr – Steven Depolo / cortesía de Top Chef

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies