El sexo del vino

Muchas veces critico la publicidad vinícola en la que parece que tomar vinos es cosa de hombres. Después está la mixta. Como los anuncios de la televisión donde los hombres que beben Bayleis tienen “something more” para atraer a las mujeres o el ambiente de glamour de las terrazas de Martini. Ahora ponen a una pareja cenando románticamente tomando vinos de Navarra o paseando entre viñas por La Rioja, la tierra con nombre de vino. Es verdad cada vez los protagonistas son más jóvenes y aparecen mujeres. En Gran Bretaña las mujeres consumen más vino que los hombres. En países como Japón, el vino es visto esencialmente como una bebida para ellas (ellos toman destilados). Pero a la hora de vender el vino es otra historia. Beauty&Wine organiza catas exclusivas para mujeres. Está bien que se piense en femenino mientras no se limite a ser rosa, floral, suave y dulce. Por esta regla de tres los moscateles y las cremas de pacharán tendrían que ser las bebidas de las mujeres ibéricas y no es así. En España tenemos exigentes clientas, grandes sumilleres (como el último Premio Nacional de Gastronomía, Manuela Romeralo) e internacionales enólogas (que sus bodegas pasaran de padres a hijas). No creo que haya un vino femenino y otro masculino ni para hombres y mujeres. ¿Qué es un vino masculino? Tánico, potente y alcohólico. ¿Y el femenino? ¿Delicado y aromático? La sociedad ha evolucionado demasiado para acordarse de la batalla de sexos. Silk es un vino americano que quiere decir seda. La etiqueta es púrpura y es un vino tinto y no muy alcohólico. No sé si poner sexo al vino vende tanto, aunque debe ser así pues ya hay marcas que apuestan por ello. Hay vodkas y hasta un vino de Ribera del Duero pensado para el público gay, con una presentación que se limita a poner un arco iris. Hasta aquí podíamos llegar. Porque si nos atrevemos a poner sexo al vino y hasta a intentar encajar en el mercado según la tendencia sexual, ¿por qué no hacemos vinos metro sexuales? Vinos que, como los hombres metro sexuales tengan buena una presentación fashion y huelan bien. O tal vez en los blancos con lías y maderas algún catador misógino se atreverá a decir que es un vino marimacho. El vino no tiene sexo, sólo es para aquellos paladares con sensibilidad para apreciarlo, sin etiquetas.

PUBLICADO EN MERCADOS DEL VINO Y LA DISTRIBUCIÓN

LAS CATAS DEL CELLER DE GELIDA

Cuando tienes una tienda de vinos o escribes la gente te envía muestras, para que las compres o distribuyas o para que escribas de ellas. A mí a la hora de escribir de vinos, me gusta más buscar a que me encuentren. Pero a la hora de seleccionar las mejores referencias para una tienda se debe conocer la opinión de los clientes. Siempre presumimos en el Celler de Gelida que no vendemos nada que no pruebe alguien de la familia (Maria, Toni, Ferran o yo). Ahora pero queremos que las nuevas adquisiciones tengan el visto bueno de nuestros amigos, clientes y sumilleres de confianza. Este mes de mayo ha sido una continuación de catas continuas en nuestra sala de degustaciones en Vallespir, 88 dónde yo imparto también los cursos de iniciación a la degustación. Hemos realizado catas de más de cien productos para entrar nuevos cosecheros de la Rioja y vinos de Ribera del Duero que mi padre ha ido recogiendo y comprando en sus viajes. Hemos compartido las muestras enviadas de las bodegas catalanas con nuestros asesores (gracias Manel, Jordi, Rafa, Roberto, Pina, Joe) con una cenita para comentar las degustaciones siempre a ciegas y con fichas profesionales. Des de siempre antes de cenar o de comer en casa de mis padres hemos hecho estas catas, ahora pero, es muy divertido compartirlas. Es nuestra manera de demostrar el respeto a esas muestras que esperan ser catadas con la mejor predisposición y no quedar en el olvido. Y sí, hay algunas que por su calidad merecen formar parte de nuestra familia.

vinos de primavera

ya… ¡por fin ha llegado! “Después de un invierno malo, una nueva primavera…” Creo que esta sensación de renacimiento, de cierre de una etapa, de la ilusión del calor, de poder volver a leer en las terrazas, de dejarte acariciar por el sol… ¿los mejores vinos primaverales?  Los que te ayuden a inspirarte (a mí el riesling del Mossela), los que te hagan renacer (¿algún tinto de maceración carbónica?), los que te haga ver la voida de color de rosa (¡cava rosé forever!!!!),los que te hagan soñar (un buen tinto decantado para una mesa para dos…), vinos que te alteren la sangre, que te hagan descubrir nuevos olores (un verdejo que se acuesta con las lías….), o los nuevos vinos del Penedés que se presentan el dia 24… En fin, cualquier vino que nos acerque al amor…

MATERIAL WORLD


Tenía razón Madonna, vivimos en un mundo material, por eso la botella que pides en un restaurante, la colección que tienes en la bodega o las grandes botellas que abres, marcan tu clase social en el mundo del vino. ¿Cuál es la botella más cara que habéis abierto?

EL VINO EN FIESTAS II

El vino siempre se ha visto como una ofrenda a los dioses, como un rito de iniciación, como una bebida mágica. Por eso es bello regalar vino, porque se puede compartir. Los presentes con vino es un estándar en estas fechas pero tiene una larga tradición: es alimento y alegría. La mayoría de los lotes son para los clientes o para los mismos trabajadores. Los particulares siempre se acuerdan de su médico o abogado en estas fechas. Casi siempre estos vinos exclusivos son más un obsequio a los compromisos que para el disfrute de uno mismo. Muchas tiendas recuerdan con nostalgia que la gente antes gastaba más. Las tiendas especializadas facturan más de la mitad del año en un mes. Es el mes del vino y cuando más oportunidades tiene para lucirse. Las cajas de vino se envuelven  y se promocionan los vinos más “top”.  A veces, pero, estas presentaciones pueden ir en contra del producto cuando los vemos en las estanterías con la mirada resacosa de Enero y de su cuesta. 

Uno de los primeros milagros de Jesús fue convertir el agua de las bodas de Canáan en un delicioso mosto fermentado. El último, fue encarnar su sangre, en vino, y su cuerpo, en pan. El simbolismo religioso de estas fechas se mezcla con lo profano y nuestro vino de cada día se sustituye por botellas especiales. Más caras, más exquisitas, más grandes. Las tipos mágnum triunfan en las grandes mesas que acogen a la familia y que se visten de gala. Celebramos festivales gastronómicos y el vino es uno de los protagonistas. Son rituales totémicos donde la abundancia es la palabra que más brilla .Se aprovecha a comprar botellas más costosas de lo normal… ¡porque es navidad!. Vinos que hacen ilusión abrir y que aún no se ha dado durante el año una situación idónea para hacerlo.  Muchos consumidores no habituales aprovechan para degustar los vinos que no toman durante el año, son bebedores sociales. Lo interesante sería que no sólo se bebiera tanto en estas fechas y se tuviera la sana costumbre de hacerlo más a menudo.

El brindis viene de la expresión alemana “ich bringer dir” (te lo ofrezco). Chocamos las copas como un rito de iniciación a la comida, como una bendición.  Proclamemos salud llenando la copa de buenos propósitos. Al final el mejor vino no es aquel con mejor bouquet, sino es aquel que nos produce momentos de felicidad.

 Meritxell Falgueras

PUBLICADO EN MERCADOS DEL VINO Y LA DISTRIBUCIÓN

MASTER DEL UNIVERSO VINÍCOLA

La primera vez que oí el título Master of Wine (Maestro del vino) me sonó al curso post-universitario que te daba las claves para dominar el mundo. Recuerdo que alguien me comentó lo caro que era, que tenías que tener un inglés perfecto y que se había de viajar por las latitudes de las viñas. Me dijeron que en España aún nadie gozaba de tal titulación. Unos años después conocí a Pancho Campo, presidente de la Wine Academy of Spain y me explicó que él se lo estaba intentando sacar. ¡Por fin conocía a alguno y no era sólo una secta secreta! En estos últimos años no sé si por estar más atenta, porque los MW visitan más España o porque gozamos de mejores simposios he ido conociendo algunos cuantos. Casi todos se dedicaban a asesorar bodegas Norrel Robertson o estaban en medios importantes como Jancis Robinson. En Sonoma (California) pude asistir a una degustación con los próximos aspirantes gracias a Maureen Downey. Me dejó bocabierta la preparación de los candidatos y la rigidez de las catas. En ese caso la sesión estaba íntegramente dedicada a estudiar los vinos blancos italianos. Cada uno se había preparado exhaustivamente todas las variedades de uva, se habían memorizado los mapas y habían comprado las mejores botellas. Sólo hay 278 miembros de este codiciado club, y son los que más saben de vino del planeta. La media en sacarse el título es de unos 5 años. Para ello hay que superar un duro examen teórico sobre geografía, márqueting y enología entre otros temas de actualidad. El práctico, consta de exhaustivas catas a ciegas muy complicadas que necesitan años de entrenamiento y haber estudiado todos los grandes vinos del mundo. Una vez superadas las dos pruebas, la tesis sobre un tema inédito y relacionado siempre sobre la investigación vinícola.

The Institute of Masters of Wine (IMW) existe para promover la excelencia en el arte, ciencia y negocios del vino. Los primeros exámenes fueron en 1953 debajo la tutela de Wine and Spirits Association. El IMW se establece en 1955 pero en sus primeros treinta años de vida sólo eran miembros los especialistas del Reino Unido. En 1887 se empiezan a formar parte de esta élite los más preparados en el business del vino internacional. Pancho Campo es el primer Master of Wine español. Su trabajo final para acreditar tan preciado título ha sido sobre el cambio climático y su impacto en la industria vinícola.  La Confraria del Cava lo ha investido por su mérito este pasado octubre. Las felicitaciones de los grandes críticos como José Peñín o Serena Sutcliffe, no se han hecho esperar. Elaboradores como Miguel Torres, Richard Smart, Bruno Prats y Jaume Gramona también abrazaron su éxito. Gonzalez-Byass le ha hecho firmar una de sus famosas botas de jerez. El 5 de noviembre es la investidura oficial en Londres. España ya tiene una primera espada para combatir el mercado internacional. Pues una de las labores de Campo, es des de hace años, un tour por el mundo, centrándose en USA formando a profesionales sobre los vinos españoles. Franck Massard y Sergi Ferrer-Salat están en la lista de ser los próximos que puedan acceder al galardón en nuestras tierras. Al conocer la noticia, Pancho ha declarado que “Este ha sido un viaje muy duro y largo, pero fantástico. La formación recibida por el Institute me ha proporcionado una visión más amplia y global de la industria del vino. Haré todo lo que esté a mi alcance para llevar este prestigioso título con dignidad y humildad, asumiendo la responsabilidad que conlleva ser el único español con esta titulación”.

ARTÍCULO PUBLICADO EN LA REVISTA “VINOS Y RESTAURANTES”

El vino en crisis

La crisis. Cuidado con la crisis. Que va a llegar la crisis. Ya verás cuando nos pille la crisis. Todos hablan de la crisis, lamentándose, pero sin poner solución. Está claro que cada vez son menos los que se pueden permitir abrir una botella de más de 60 euros a la semana. Hay que se apasionan por este mundo, beben poco y son capaces de gastarse más de 30 euros al mes por beber un buen vino. Pero con ese consumo no se hace volumen.  Por eso las bodegas top ya han empezado a hacer vinos de consumo diario, ajustados a esta economía en guerra. Dicen que como en los restaurantes afectará a los que estén en el medio.  Los vinos con “estrella-terroir-Michelin” no la van a sufrir. No veo que hayan muchos Cristal rosé disponibles en el mercado ni tampoco muchas botellas de Romanée Conti. Los restaurantes y los vinos “buenos bonitos y baratos” siempre encuentran público: la masa.

Los restauradores se quejan que cada vez se vende menos vino. Que en una mesa de cuatro ya sólo consumen una botella, cuando hace unos años caían dos. Los controles, el triplicar los precios y, en algunas ocasiones, el mal servicio del mismo han cavado la tumba al stock de vino almacenado añada tras añada. En un momento donde ahorrar es una manera de poder llegar a fin de mes la gente memoriza más que nunca los precios. Verlos reamente subidos de precio en la carta les provoca una indigestión. Así que deciden comprárselo en la tienda, quedarse en casa y no temer por el coche. Los restaurantes céntricos pueden aprovechar esta crítica situación para bajar el precio del vino (claro y recolocarlo en otro sitio) y ofrecer el servicio del descorche con un precio tanto para los vinos caros o baratos. Sólo así esos vinos antes tan demandados en las comidas de empresa, podrán volver a lucir en la mesa. En tiempos de escasez, sólo el que se arriesga triunfa.

Los vinos de gama media, si siguen con su márquetin tradicional les dará la crisis en los morros. Sí, esas bodegas que aún creen que su comprador ideal es el hombre maduro con posibles.  Ese hombre ya es de otra generación y los que quedan el médico les ha prohibido beber vino. Es el pasado. Las mujeres, los jóvenes, parece no ser un mercado digno. Y se equivocan. Son el futuro. Y en un momento de crisis, un mercado muy a tener en cuenta. Para abrir, para expandirse, para crear tendencia. Otra manera de encarar la cultura del vino: divertida, atrevida y desenfadada. No más nombres nobiliarios que le den pedigrí al vino. No más presentaciones antiguas rococó. No más beber es cosa de hombres. Los singles son los que gastan más junto a las mujeres con éxito, los homosexuales y los jóvenes yuppies. ¿Exagero?  No, creo que ha sido el vino en España el que se ha hecho su propia cama desterrando a gran parte del mercado. Utilizando un vocabulario difícil, no atendiendo a la sensibilidad de sus consumidores y dotando de una aurea mística el vino. Dormir ahora en ella se hace muy difícil. Gracias a la crisis, el vino se puede superar para afrontar las dificultades. Para grandes problemas, grandes soluciones. Igual que cuando hubo la avalancha de las prohibiciones. El vino supo crecer cada vez más invirtiendo en educación sensorial, gastronomía y arte. Dios no cierra una puerta sin abrir una ventana. La puerta se está cerrando y la ventana siempre ha estado allí, esperando que la abriéramos. Así que ya podemos ir preparando el futon.

ARTÍCULO PUBLICADO EN MERCADOS DEL VINO Y LA DISTRIBUCIÓN

look estacional

Empiezo a necesitar la mantita cuando leo por las noches. Los vinos me vuelven a apetecer con más cuerpo. El otoño ya ha empezado a teñir las hojas de cobre. Los colores vivos dan paso a los vestidos púrpura.  Este año la ropa está teñida de vino tinto, joven, con reflejos violáceos.  No será un otoño gris. Será el otoño de los grados alcohólicos bajos, de mirarse a los ojos y no tener que hablar, de la locura de que vuelvas, de las vendimias retrasadas, de recoger el fruto del trabajo del ciclo. No soy pitonisa, sólo sumiller, pero intuyo que esta estación estará llena de polifenoles, lo intuyo por el aroma… Mi blog también necesita cambiar de armario, así que, ¡ya tenéis la nueva presentación otoño-invierno!

¿Qué os parece?

Sed de diseño

El vino está de moda ¿O la moda ha entrado en el mundo del vino? Cada vez estos dos mundos van más de la mano. Coinciden en sentidos tales como los colores, las tendencias, las texturas y las fragancias. El vino y la confección son obras de arte reconocidas y consumidas. Cómo una persona viste o bebe da información de su carácter. En un momento donde la palabra glamour se utiliza más que bouquet, el estilo del vino cuenta mucho.

 La sala de barricas de Juan Alcorta ha servido de escenario a Antonio Alvarado para presentar las mejores creaciones presentadas en Cibeles de las últimas temporadas. Peter Aedo desfiló en el Wine Resort de Can Bonastre con más de trescientos asistentes. ¡Todo un modelo de enoturismo! Cinco diseñadores vistieron las etiquetas de los vinos más míticos de la Rioja con la inspiración de la noche de San Lorenzo, la noche de las estrellas fugaces. Antonio Alvarado se encargó de Viña Tondonia. Carmen March ideó la de Roda. Oña Selfa de Loewe, Rioja Alta. Juanjo Oliva la más preciosa presentación de Muga. Y Ana González se atrevió con el prêt-a-porter de Cune. ¡Hasta se han diseñado trajes de noche para botellas! Amavi (Asociación de Mujeres Amigas del Vino) había hecho subastas con una botella de Suma Varietalis 2001 vestida de Lorenzo Caprile. No sé si hacer un buen vino es como diseñar un vestido. Pero Roberto Verino en la comarca orense de Monterrey cuenta con sus propios viñedos. Bodegas Arzuaga presume de los mejores trajes en cualquier feria, no en vano la diseñadora Amaya Arzuaga se ha criado entre sus vinificaciones. El vino inspira a los artistas de la tela como en su época facilitó la palabra a Baudelaire. Once diseñadores eligen los vinos de Castilla y León para crear conceptos en moda. La historia del vino cosida entre complementos. Una iniciativa sofisticada que sacia la sed de los paladares más fashions.

Los minibotellines de Moët Chandom, Mini Black de Freixenet o Viña Esmeralda de Torres son el mejor maridaje para las pasarelas internacionales como la Semana de la moda de Nueva York, la pasarela Gaudí y el Bread and Butter respectivamente. Vemos a las bellas modelos y a los asistentes VIP brindar con una copa no anónima. Marcar estilo es la mejor publicidad. Un estudio de la universidad de Sevilla ha demostrado que las etiquetas que combinan el rojo (vino-sangre), el blanco (revelación) y el negro (noche) son las que más se venden porque desarrollan los colores del mito dionisíaco.

La obsesión por el vino y la moda no conoce fronteras. Este junio Bodegas Argentinas han presentado una colección inspirada en variedades de uva. Los comentarios estaban hechos con dos voces, enólogos y diseñadores, veían en la ropa el fruto de su trabajo.Una colección de moda inspirada en el vino era la gota para colmar el vaso. La diseñadora vasca afincada en Barcelona, Isabel de Pedro, espera tener su mejor cosecha. La colección se llama Vinum y saldrá a la venta el próximo otoño-invierno. Vestidos con dibujos de sacacorchos, camisetas fotos de barricas y estampados que recuerdan a las viñas. En un momento donde no podemos beber todo el vino que queremos por miedo a controles, no dudemos en llevar el color del vino en nuestro atuendo. Si no lo podemos llevar dentro seguimos creando tendencia por fuera. ¡Viva el rosso Valentino!

PUBLICADO EN MERCADOS DEL VINO Y LA DISTRIBUCIÓN

PREGÓN DE LA FESTA DE LA VEREMA DE SITGES Y DE LA II MOSTRA DE VINS A CARGO DE SANTI SANTAMARÍA

  NOTA DE PRENSA

 

El reconocido chef Santi Santamaría, ha dado inicio a la 47ena Festa de la Verema de Sitges i la II Mostra de Vins, con su pregón en las Terrazas del Edificio Miramar.

  

 

   Al acto han acudido las autoridades y la prensa invitadas de la provincia de Málaga y las autoridades de Sitges.

 

El reconocido chef Santi Santamaría, ha iniciado la 47ena Festa de la Verema de Sitges y la II Mostra de Vins con un pregón en el que ha remarcado la importancia de la autenticidad del vino y el placer de beberlo, en contraposición a la tendencia actual en el que se da mayor protagonismo a la cata.

 

Según Santamaría, “el vino cuando es tragado, bebido y saboreado nos llega al alma convertido en alimento, en cambio en la cata la relación que se establece con el vino es mucho más técnica”.

 

En cuanto a la autenticidad del vino, Santamaría dijo que “la modernidad del vino es su pasado ancestral”.

 

Una vez terminado el pregón, se dio por iniciada la 47ena Festa de la Verema y la II Mostra de Vins de Sitges.

 

II Muestra de Vinos de Sitges

Días: 13 y 14 de septiembre

Lugar: Passeig de la Ribera (Fragata). Sitges

Horario: 12.00 h. a 15.00 h. y de 18:00 h. a 22:00 h.

 

Para  más información:

LaGalli&Co.

Tere Gallimó

Teléfono: 677 557 001 – 600 622 622

lagalli@ono.com

CLIMATE CHANGE IN CALIFORNIA

Pancho Campo, presidente de la Academia del Vino en España, es de los profesionales más especializados en cambio climático. En febrero, la II Conferencia de cambio climático y vino, fue en Barcelona con personalidades como Michell Rolland, Jacques Lurton o (en video conferencia) Al Gore. “Sólo un 5% de los asistentes eran españoles, todos ellos catalanes” reconoció Campo, el futuro primer master of wine de España. Y es verdad que en España, por la buena racha que tenemos en puntuaciones que premian nuestra maduración de las uvas, parece que no nos asuste que pueda venir el “lobo”. En Estados Unidos, tal vez el que no llegó a ser presidente, Al Gore, con su “Climate project” está concienciando a la población. Esta vez la cita fue en Sonoma, en la bodega Gloria Ferrer. Los estudios se centraron en Yarra Valley, Carneros, Russian River entre otras regiones, comparándolas con zonas francesas, italianas y de Nueva Zelanda. En ella se habló de las bases científicas del cambio climático, las emisiones de CO2 en la industria del vino y en especial de cómo afecta el cambio climático a Estados Unidos. Con guests speakers tan especiales como Allison Jordan (director of Environmental Affairs for Wine Institute) o Gregory V. Jones (a profesor and research climatologist in the Geography Program at Southern Oregon University). El pensar en plantar otras variedades que se adapten mejor, intentar ser más ecológicos e invertir en paliar el impacto del cambio climático, aunque sea caro, aún lo puede ser más si no se hace nada.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies