A bottle never goes empty… it fills with sensations!

“A person cultured and educated in the senses can obtain endless pleasure from wine”.
Ernest Hemingway

  • Learning about wines enables you to explain which wines you prefer. Identifying the sensations they create provides you with your own independent criteria: you are the only person who can say which wine is right for you and which is not!
  • There is nothing unusual about being a wine expert, but the more you know about wine, the more you can enjoy each glass to its fullest.
  • Let your intuition guide you along and add to your experiences through what you have felt.
  • Nobody is born with this knowledge, so start tasting wines and don’t be afraid of them. Wine should be a form of pleasure, not stress (and don’t be afraid to sniff at your glass in a restaurant!).
  • You can’t learn everything about wine in seven days, but you will be able to boast a bit of knowledge and enjoy each sip more after reading this book.

Why learn about wines?
Food and drink form part of our culture. Knowing how to choose a wine properly at a business lunch, knowing how to combine it with food to become the best host, seeking out the best wine to give as a gift, being able to classify the wines at a winery… These are just a few of the many reasons why you should take a chance on wine. The more information you possess, the more you will be able to enjoy wine. It is like a painting: if somebody explains the painter’s pictorial technique, you learn about the painter’s life and you are knowledgeable about the painting’s theme, your appreciation of it will grows fuller and more satisfying. The same is true with wine. If you understand what type of wine you are drinking, how it is made and its tasting notes, the smell and taste of the wine will be more appealing to your mind.

This book’s objectives: learning to identify sensations and acquire psychological independence
People often tell friends that they liked a certain wine but are unable to explain exactly why. They just tend to say, “Try it, it’s really good,” but are unable to put what “a good wine” means to them in words. They also experience difficulties when attempting to express what type of wine they want to the friendly shopkeepers at their wine shop. Many people say they “don’t want it to be too strong,” or “I don’t like it sweet.” But the truth is that the shopkeeper or sommelier does not really understand what you mean! In the language of wine culture, “too strong” could mean that it contains acetic acid (in other words the wine has “gone bad” or turned to vinegar). Or perhaps what people mean by this expression is that they hope to avoid astringent wines with a lot of tannins. “I don’t want it too sweet,” declare certain consumers when ordering white wine. With most white wines, the sugar in the grape juice, or must, has been converted into alcohol. That is why, more than sweetness in taste, it has sweetness in smell (and in the retronasal notes in the mouth as we shall see further below). A floral wine or one with syrupy notes may be interpreted as sweet by some, even though it contains no residual sugar. Knowing how to express what you know is the first step in being able to assign a name to the sensations you enjoy when you find a wine. Sometimes you can read a long tasting note on a wine label, but then you are unable to find that description reflected in your wine glass. Tasting notes are often designed by marketing experts, and there is no reason why your taste has to match the opinion of specialist critics. Nobody can tell you what you experience. Only you know this (though speaking about it properly is another matter!), which is why all people’s opinions are valid. However, translating these sensations into words so other people can understand you is a whole different topic…

EXERCISE
Explain why you like your favorite wine as if you were a sommelier. Are you able to explain to the other person all of its aromas and how it felt in your mouth? And most importantly: are you able to make that person feel what excited you about the wine? This is my captatio benevolentiae for demonstrating that being a sommelier is not so easy. Thinking about what something smells like and explaining it to others is complex, though it becomes easier with practice.

  • Must: The juice of the grape after pressing, with all the fruit’s sweetness and no alcohol.
  • Retronasal: There’s nothing retro about it. This is just the name given in wine tasting to the aroma in the mouth, or in other words, to the sensations which travel from the mouth to our sense of smell.
  • Sommelier: For now, let’s just say this is someone with a great knowledge of wine and either a degree or years of experience in the industry.
  • Tannins: The tannins in wine may come from the grape’s skin (especially in reds), the stem and the barrel. These tannins cause the final bitterness and create the sensation that the wine can almost be “chewed.” We will take a closer look at them later. In this book, there will be plenty of tannins to talk about…

* ‘Presume de vinos’ (SALSA) by Meritxell Falgueras Febrer.

Cuando dejé de cumplir años y empecé a cumplir sueños

Meritxell Falgueras Gourmand AwardsHace diez años cuando empecé a escribir mi blog era una chica soltera, sedienta de experiencias, alzada con tacones y que quería beberse el mundo.

Viajé muchísimo, los veranos los aprovechaba para estudiar, las noches para escribir y quería cambiar la comunicación del vino. No sé si lo he conseguido, pero me mola volver a vivir en Barcelona después de seis años en Italia y ver a tantas mujeres profesionales en el mundo del vino. Y que su feminidad suma y no resta.

Ahora voy plana, tengo arrugas de muchas noches cuidando mis bebés y después de vivir entre viñas no sé si tiene mucho sentido lo de “vinos en la ciudad”… pero sí que lo tiene, y yo, soy rubia por dentro

En estos diez años he aprendido:

  • Que los lotes que hacía en el Celler de Gelida en Navidad hasta las tantas ya son historia.
  • Que donde reina hormona no entiende nada la neurona.
  • Que los cacahuetes que compras por los invitados nunca llegan a degustarlos (porque te los zampas tú siempre).
  • Que sigo siendo una cursi (me he hecho hacer un vestido réplica del de Dirty Dancing para el bautizo de mi segundo hijo ¿quién puede superar esto?).
  • Y que SIEMPRE las mejores botellas son las que compartes con tus amigos.

¡Gracias por este PREMIO ESPECIAL GOURMAND AWARDS (los Premios Óscar de la Gastronomía) es realmente increíble que se hayan fijado en mi blog entre un total de 216 países participantes¡ Este premio es por y para vosotros.

¡Esto de ir cumpliendo añadas me encanta, se van vendimiando sueños!

Vinos y jóvenes ¿esa extraña pareja?

Jóvenes y vinoEstoy cansada de que la gente siempre se pregunte: ¿por qué no conseguimos que los jóvenes beban vino como hacen con la cerveza o el gintónic?
Pues primero de todo, por favor, no se lo preguntéis a enólogos expertos de sesenta años cuando hagáis mesas redondas al respeto. Preguntadlo a los que han nacido después del 80. Y no a alguien que sea sumiller o tenga un contacto más que familiar con el vino. Si no a alguien que tenga otra profesión. Verónica es periodista cultural de Vic, tiene 35 años, una hija de un año y medio y su marido no bebe.
¿Qué haces cuando sales del trabajo?
– Casi no tengo tiempo, pero como máximo a veces consigo hacer una birra rápida con los amigos
¿Y por qué no un vino?
– Pues es verdad, me encanta el vino blanco, pero me parece que le tengo que dedicar tiempo y la mayoría de las veces ni caigo, lo más fácil es pedir una caña como hacen todos. ¡Es tan refrescante! Y el primer sorbo es el mejor
Se lo pregunto a chavales amigos de mis primos de veintitrés años.
– Es que el vino es muy caro
– ¿Cuánto te ha costado la última copa que has pedido al salir de marcha?
– Un gintónic con muchos ingredientes entre ellos una tónica Premium por once euros
– Pues tendrías para una buena botella de la DO Costers del Segre con unos seis meses de buena crianza, y lo podrías compartir con tus colegas en casa. Pero no en estas copas de tubo…
– ¿Ves cómo esto del vino es complicado?, me contestan y yo, no creo que sea más complicado que los batidos que comparten en las redes o hacer un buen matcha latte. Pero “crea fama y échate a dormir”, dicen.

Habla su lengua

Vino blancoInfografía como solución
Le pregunto a Jordi Català, periodista, profesor universitario e infografista enogastronómico qué entendemos por infografía. “Es comunicar visualmente, es decir, consiste en trasladar información mediante las imágenes mediante el uso de diagramas, gráficos, ilustraciones, fotografías y textos”. Una manera directa, rápida, sintética y atractiva de explicar cosas. “Se fija en la memoria un 80% que la información leída o oída y puede ser animada, interactiva y multimedia.
“Todo es infografiable” es la premisa del gran Jordi Catalán. De un vino se puede explicar absolutamente todo: características, historia, terruño, origen, vendimia, variedades, creadores, envejecimiento, procesos, cara con color, roma y sabor, maridajes, cualidades organolépticas. Sus catas visuales, como las que ha realizado para Jean Leon son el mejor ejemplo a seguir para comunicar el vino a los jóvenes y no tan jóvenes.
Lo más:
– Wine Folly de Madeline Puckette es toda una revolución en el lenguaje vinícola.
Su lema es simplificar el vino y con sus guías visuales lo hace siempre más atractivo
– Somontano y la Party de las Malas Madres que consigue que las madres más molonas, feministas, emprendedoras y fiesteras brinden con sus vinos. Igual que este mes de agosto se ha celebrado el decimonoveno festival con el slogan “vívelo”
– Wine is Social y sus vinos exclusivos con etiquetas, nombres y conceptos diseñados por millenials
– Maridajes megatotales y artísticos
En el restaurante Caelis se puede comer y beber a Picasso gracias al maridaje de François Chartier. Diez obras, diez platos, diez vinos y un gintonic final en honor a Coco Chanel. Coincidiendo con las más de 200 obras gastronómicas de la exposición que hasta septiembre podemos ver en el Museo Picasso de Barcelona. La transformación del vino en experiencia es el verdadero MUST.
Jóvenes y vino, unidos en una asociación de Valladolid
Creada por Pablo Nieto y Manuel Cuadrado es promocionar el vino de los 18 a los 35 años quedando para beber con un consumo moderado, con buena música y haciendo que la gente que les enseñe las bodegas de alrededor de Valladolid sean jóvenes como ellos y que utilicen su mismo lenguaje.

Del Calimocho al cubata

Dionisio es el dios del vino. Su mismo nombre lo dice: tiene dos caras. El vino también. Una es cultura, paisaje y gastronomía, el otro como cualquier alcohol, puede llegar a ser con el desfase, una borrachera que tiene nocivas consecuencias sociales. Por muy joven que seas, beber calimocho es una infidelidad en toda regla con alguien que no da la talla. Da muchísimo miedo cuando los adolescentes se dedican a emborracharse a base de vino malo: es el terrible botellón. Y digo temido porque por culpa de este, el vino parece estar en el saco de los alcoholes entendidos como droga o peligro social. Educar a la juventud es crear un buen consumo y responsabilidad en los actos. ¿Por qué no somos capaces de poner el vino de moda? El primer contacto con el vino fue en una primera cita en una pizzería, me explica Joan de 24 años. No conozco a nadie que un día dejara de tomar cola para tomarse al día siguiente un Cigales. Empezamos tomando café con leche y mucho azúcar un día que tenemos que preparar un examen; después llega el cortado y muchos lo acabamos tomando “ristreto”. ¿Qué tiene el lambrusco? Mucha fruta y carbónica cosa que hace que empiece a ser atractivo, aunque el producto que llegue tenga poco que ver con el genuino de la Emilia-Romagna… Pero eso ya es otro tema. Podemos enseñar a los niños el gusto de beber bien sin necesidad de emborracharse con líquidos gastronómicos que les darán una cultura sensorial que les servirá para degustar la vida. Una apología al buen beber para que los jóvenes no caigan en los tentáculos del alcohol cuando sus cerebros aún se están formando.

Lo que está de moda en el mundo del vino

Vino y amigosEn el vino hay modas como si de la alta costura se tratara. Las tendencias son los vinos biodinámicos y naturales y los vinos naranjas y blancos con alma de tintos. Podríamos decir que en el mundo del vino el pasado es el futuro. Vinos inteligentes y personalizados como se dijo en la II Jornada SOS del Vino en España organizado por Mateo and co y coordinada por Lidl con la Organización Interprofesional y moderada por el joven Master of Wine del Vino y Fernando Mora.

La primeumización

Este ha sido el tema de Exchange 2018 en Lavinia Madrid pues los millennials no tienen tanto dinero como sus padres, pero se lo gastan en productos primeum, ecológicos porque tienen gran responsabilidad social. En la película la fábrica de Chocolate Charlie descubre el último billete dorado de Willy Wonka todo el mundo le quiere comprar. Le pagarían mucho dinero y él vive en una casa sin techo con sus abuelos que no tienen prácticamente qué comer. Pero su familia le dice, no es cuestión de dinero es la experiencia. Y este es el concepto, los millenials no son tan pobres como para perderse lo que verdaderamente vale la pena porque son hedonistas y aman aprender.

Amador Marín

En su caso, con 24 años, tiene la oportunidad de poder crear cinco cartas diferentes donde intenta expresar su estilo combinándolo con el perfil y estilo de cocina de cada restaurante. Por ejemplo, en Tickets, busca vinos únicos, que hagan pensar, difíciles de encontrar y que guarden en la memoria. Cuando le pregunto por las tendencias me habla de vinos con estilos más directos, con sabores más puros y no tan transformados, es decir, “saber que estás bebiendo una variedad increíble, de una cepa única, que lo que la hace única es su localización, su clima y su suelo; se le da la importancia a lo que realmente hace grande a nuestros vinos que es “la tierra” el “terroir” y no tanto a las transformaciones que sufre el vino”. Parece que los blancos y espumosos van ganando terreno e el maridaje a los tintos.

Tendencias vinícolas del 2018

Tendencias vinícolas 2018

Las tendencias vinícolas del 2018 serán los maridajes completos y totales, los cócteles sin alcohol y hasta vinos servidos con tirador… ¿Quieres saber lo que nos espera por degustar este 2018? ¡Toma nota y copa!

  • Los maridajes moleculares. Ferran Centelles ya nos anunciaba en su primer libro Qué vino con este pato la ciencia de François Chartier y la delicadeza emocional de las harmonías perfectas en El Celler de Can Roca. Planeta Gastro ha publicado en castellano la obra maestra del canadiense que se ha afincado este 2017 en Barcelona Papilas y Moléculas. La carta de vinos del nuevo restaurante de Carles Tejedor tiene una carta aromática creada por Chartier donde el perfume del vino (recreado por Monegal) es el leit-motive de la misma.
  • Los cavas de “paraje calificado” serían lo que unos zapatos altos de marca: son tendencia (para pocos bolsillos) que inspiran lo que buscan el resto de los mortales. Encontrar la burbuja lo más integrada posible. Alta Alella Mirgin Exeo es un gran ejemplar de esta nueva denominación dentro la denominación cava para que su calidad sea TOP y mundialmente reconocible como ya está pasando en Estados Unidos.
  • Los tintos de pie franco de Toro, domesticados salvajemente, con estilo y elegancia aunque pasen de los 15 grados. Muy recomendable es el Dominio del Bendito 2014 con la firma de Antony Terryn. Porque los vignerons seguirán siendo los protagonistas como en los libros de Luis Gutiérrez Los Nuevos Viñadores (prologado por Robert Parker), Tras las Viñas de Roca e Inma Puig y los libros de la periodista Ruth Troyano con sus retratos de vinos (libro con colaboración a la Universidad Rovira i Virgili).
  • El eterno dilema en el camino a seguir en el mundo del vino, Burdeos o Borgoña se decanta cada vez más por esta última. Vinos continentales, suaves, delicados, enigmáticos, frescos y con taninos moderados. Por ello Galicia triunfa también con los tintos. Pero como nos recuerda Angelo Gaja, el rey del Barbaresco, los vinos como la moda es agénero: ya no existen los vinos masculinos o femeninos.
  • El “wineloverismo anticuñadismo” del colectivo decantado y sus “instacatas”. Santiago Rivas ya debutó en la tele este verano en El Comidista y ahora estas video-catas están en el canal de El País. La manera mas gamberra y “hispteriana” de acercarse al vino.
  • La micro-elaboración cervecera hasta llegar al home brewing de un público entendido y muy curioso.
  • El sexto sentido en la cata. La historia que hay detrás de cada vino y que nos cuenta el sumiller Guillermo Cruz, porque cada vez tiene mas importancia la historia personal que hay detrás de cada botella.
  • Propuestas sin alcohol, con bebidas saludables que no renuncian al buen sabor. Kombutxa, infusiones, kéfir, cerveza de jengibre y zumos especiales llenan las propuestas de los gastrobars. Qué beber cuando no bebes ha sido el mejor libro sin alcohol en España ganando el Gourmands Awards 2017.
  • El maridaje hasta el final como hace Nespresso con una propuesta muy atractiva para los restaurantes gastronómicos más estrellados. Un total look que acaba armonizando postres y cafés en una propuesta increíblemente original y maxi gourmet con un café intenso de Nepal y un capricho de la naturaleza que nos regala el Kilimanjaro Peaberry. Y nunca pasan de moda, y cada vez se llevan más los cócteles con base de café.
  • Vinos de km0: se acabo pedir un Rioja si estamos en Ribera. Los vinos que mejor casan con la comida del sitio esta claro que son los que se casan con los vinos que son el vecino de al lado.
  • Sigue la curiosidad por las variedades autóctonas o las menos conocidas, como el nuevo vino de la variedad Mandó de Abadal.
  • El cliente cada vez más abiertos al sin DO. Eric Vicente, sumiller por casi diez años del Restaurante con una estrella Michelin de Barcelona “Cinc Sentits” dice que su clientela se deja recomendar y que han perdido el miedo a degustar a los vinos que no están dentro de una denominación de origen.
  • Seguirán los rosados, secos, muy pálidos estilosos y gourmets, tanto tranquilos como con burbujas, como la propuesta más glamourosa de cada mesa. No os perdáis los rosados de bobal, como Parreño 2017 que ha escogido el comité de cata del Consejo Regulador de Utiel-Requena como representación.
  • Lluís Tolosa, autor de mas de 19 libros sobre cultura vinícola (y ganador de mejor libro para profesionales con su último libro “Marketing del Enoturismo: 12 errores, 12 propuestas”) dice que en el sector del vino encontraremos la irrupción de nuevas maneras de consumirlo, la más destacada de ellas será la implantación en los bares del vino servido con tiradores, como las cañas de cerveza.
  • Complementos de vinos personalizados. No os perdáis la posibilidad de poner vuestra foto en un abridor de Pulltap´s (¡así ya nadie dudará de quien su dueño!)
  • En términos de coctelería hablamos con la especialista de las Marc Calpena, especialista de la materia por ello trabaja en El Bulli Foundation. Este cupaje de bartender y periodista nos habla de la gastrococtelería que cada vez en España se toma más seriamente y el modelo de los guest bartendings que tanto éxito tienen. El destilado más aclamado será ron ultrapremium y el prebatch (los cócteles previamente mezclados) que les augura aún más peso.
  • Rafa Lozano, redactor del Magazine de La Vanguardia y coordinador de la sección “vino”, nos habla del vermut español que está cogiendo grande proyección mundial gracias a los nuevos jerez.
  • También Lozano nos recuerda que la climatología está afectando con creces el mundo del vino: sequías en Europa y Sudáfrica y sobretodo los desastrosos incendios en Califromia. Y en contrapartida los Champagnes hacen más vintage y se pueden elaborar excelentes espumosos en el Reino Unido.
  • “Compartir” no es solo un restaurante con dos estrellas Michelin, también es el lema de los nuevos formatos. Ya sean mágnum ya sean a copas para poder pasar los controles de tráfico. Por ello la tendencia de vinos con baja graduación alcohólica o desalcoholizados serán siempre más consumidos.
  • David Molina, de la escuela Outlook Wine de Barcelona nos anuncia que el precio, la calidad, el diseño y el precio de los vinos también en las grandes superficies hace un paso cualitativo. Este magnífico wine coach también nos habla de los deberes que hacer en este 2018 con términos polémicos que han de ser más claramente divulgados como biodinámico, natural, sin sulfitos, artesanal o craft wines. ¡Tenemos toda una para descubrirlos!

Artículo publicado en Vinos y Restaurantes

SIROT NEGRE CRIANÇA

BODEGA BADELLA-HERRERO 2015

13.5%

30 euros

Llaminadura, molta fruita i un apunt de fusta amb una acidesa molt especial sent un vi que no és de raïm ¿de què doncs? Elaborat 100% a base de cireres biodinàmiquesde Sant Climent i Torrelles de Llobregat que ha passat nou mesos de criança en bóta de roure francés. Molts versátil i ideal amb les postres de xocolata. L’autor és en Josep Badell i será un no-vi que donarà molt a parlar.

CULTIVARE XAREL·LO 2013

Blanc copy

VALLFORMOSA
DO PENEDÈS
11.5%
4 estrelles
18 euros

Un vi que explica la delicadesa del xarel·lo que té com a regne la Do Penedès. Les vinyes amb més de cinquanta anys són properes a Vilafranca. Verema manual per no malmetre i sel·leccionar els millors raïms. Quatre hores per extreure els precursos aromàtics i amb una premsada molt suau. Vinificat en un dipòsit amb forma d’ou a 16 ºC, després dins d’unes botes noves de roure francés amb un lleuger torrat i acabant en tancs d’acer inoxidable a una temperatura controlada del 16ºC. Embotellat a l’agost del 2014, per fer l’última criança, aquest cop en ampolla. Un vi únic que està pintat etiqueta a etiqueta, per cada ampolla, és única.
Meritxell Falgueras

GARMÓN 2014

GARMON2014Celler de Gelida
GARMÓN CONTINENTAL
DO RIBERA DEL DUERO
14.5%
37 euros
Mariano García, es un Dionisio: durante más de tres décadas ayudó a forjar el mito de Vega Sicilia con su dominio innato y sin igual de crear extraordinarios cupajes de su divina tempranillo. No teme a la gloriosa concentración, a los bienaventurados grados alcohólicos o a la beatífica crianza. Los celestiales aromas de sus soberbios vinos besan y despeinan la boca hasta el más allá. Es el rey de la moderada extracción de los vinos de la Ribera y sus pócimas crean adeptos como si una religión se tratase. Con Garmón Continental la familia García completa su primorosa trilogía de bodegas en el valle del Duero. Mauro en Tudela del Suero, San Román en la DO Toro y este exclusivo proyecto familiar con el sello de la inefable tinta fina. Sus dos hijos y él son el trío sobrehumano que selecciona las viñas entre 30 y 80 años cultivadas en pequeños seculares minifundios de cuatro municipios en áreas orientales: Baños de Valdearados, Tubilla y La Aguilera en la margen derecha del río y Moradillo de Roa en la izquierda. Viticultura ancestral y sagrada de viñedos viejos pocos vigorosos y clones autóctonos situados en zonas ribereñas altas (hasta 1000 metros), celestes, frías y continentales que le regalan una sobrenatural frescura y sublime maduración de suelos arcillosos, calcáreos que confieren un tinto jugoso, con nervio, de imponente profundidad y refinada expresión frutal. Para los incondicionales: se corona entre el Terreus y Mauro Vendimia Seleccionada. Vibrante y dinámicamente delicioso.
Meritxell Falgueras

Y para celebrar la vendimia… ¡SORTEO!

¡Junto a Creative Signatures os traemos un sorteo lleno de aromas y sabor!

Participa y presume de vinos con tus amigos y familiares con estos fantásticos premios:

  • Un curso online de Cata de Vinos con Meritxell Falgueras
  • El libro “Presume de vinos” escrito por Meritxell Falgueras

¡Y recuerda, tienes tiempo hasta el domingo 2 de octubre!

 

El Xixbar, templo barcelonés del gintónic, se reinventa

  • ●  La archiconocida coctelería de la ciudad condal se da una vuelta y media a todo, y le sienta fenomenalmente bien.
  • ●  “Copas sofisticadas pero sin corbata” es su nuevo claim, y les posiciona en el lugar exacto en el que quieren estar.
  • ●  La reforma interior y la nueva imagen preservan la idiosincrasia del lugar, una coctelería un poco canalla con respeto por la tradición y la memoria y con mucho sentido del humor.Bebida de culto para unos. De iniciación para otros. Siempre hay quien augura que el fin del reinado del gintónic está cerca. Pues eso mejor que se lo pregunten al escocés Mike Cruickshank, propietario del Xixbar, la primera coctelería especializada en gintónics de Barcelona. Un local que acaba de cumplir su undécimo aniversario con un aspecto inmejorable tras su reciente reinvención. Celebran también que, hasta la fecha llevan servidos más de medio millón del combinados. Ahí es nada.Para Mike Cruickshank “el gintónic sigue vigente y goza de buena salud, en parte porque ha entrado en la cotidianidad de los bares. Se ha convertido en una especie de caña de lujo!”. Y es que este combinado es una copa que siempre está a mano para tomarla: refrescante, digestiva, generosa y con alcohol de altísima calidad.El nuevo Xixbar

    La renovación de Xixbar es la apuesta de Mike Cruickshank por lo que sabe hacer: crear espacios únicos que envuelven la experiencia de tomar un buen cóctel.

    Para la renovación interior del Xixbar, Mike Cruickshank se ha autoinspirado después de construir el Balius Bar, donde creó una coctelería desde cero. De la mano interiorista Oriol Llach ,del despacho Lbo Interiorismo (quienes también realizaron el proyecto del Balius Bar) se “ha confeccionado un proyecto que ha preservado la idiosincrasia del lugar: una coctelería un poco canalla con respeto por la tradición y la memoria y con mucho sentido del humor. Es por ello que el espacio está presidido por una condesa cornuda que nos da la bienvenida a la fiesta y nos invita a entrar al interior, donde nos espera su séquito de curiosos invitados .Un homenaje a las vacas que estuvieron cuando el local era una lechería a finales del siglo XIX”.

    La decoración pretende acompañar la escena a partir del respeto por los elementos originales de la antigua vaquería y sus colores. Un diseño de espacio funcional y dinámico que incorpora texturas y juega con los colores beige y azul royal con pinceladas de latón. Los espejos también cobran protagonismo, aportando ritmo y profundidad. Una gran cortina envuelve la sala principal donde un espectacular mueble exhibe al gran protagonista de la noche: el alcohol. Una iluminación muy tenue pretende hacer más íntima y agradable la estancia.

    El equipo de Sterling Cooper BCN han sido los creadores de la nueva imagen del renovado Xixbar. Para ello, Ambar Maldonado y Joan Miquel se han inspirado en las etiquetas antiguas de ginebra. Estas solían contener algún tipo de borla representativa de la familia o de la composición del producto. En este caso han elegido el enebro, ya que es el rey de la ginebra..

http://www.xixbar.com

El Imperdible del mes es la renovación del Gin del mes. Es una oportunidad para los clientes de saborear nuevas ginebras, en forma de gintónic o de cóctel. Los escaparates del Gin Corner siguen siendo el gossip del barrio y permiten vincular la oferta interior con la imagen de la marca.

Los Drin­Kings…es la forma de remarcar que siempre han sido una coctelería. Mucha ginebra, muchísimos gintónics, pero no se debe olvidar que llevan 11 años sirviendo White Ladies y Whisky Sours para morirse de gusto. Y, por supuesto… ¡Gimlets!

 

Hace 11 años, la coctelería de Barcelona consistía en locales emblemáticos con servicio esmerado y cierta etiqueta en el ambiente. Lo que no había era un local donde un barman vestido como tú te sirviera un “copazo”.

El Xixbar abrió un camino que no existía. En ese momento todas las coctelerías en Barcelona eran clásicas y serias, de señores con sus corbatas. El Xixbar fue uno de los primeros en popularizar los cócteles, de ahí su antiguo lema: “seriedad en el servicio, informalidad en el ambiente”.

El ofrecer algo en un formato completamente desconocido por el público supuso un riesgo. Cuando Xixbar llego a Sant Antoni, era un desierto de ocio. Luego llegaría Adrià y mucho más tarde, la movida de la calle Parlament.

 

Fueron los primeros en especializarse en ginebras. Aunque ahora cuentan con casi 300 referencias y es muy fácil arrancar con ese número de ginebras, cuando empezaron tenían que traer la ginebra de Escocia en sus maletas porque en España sólo había 4 marcas. El primer artículo en prensa de Xixbar citaba: “Un templo del gintónic con más de 20 ginebras”.

 

Para Mike, la clave para disfrutar de un buen gintonic es “un vaso con un buen volumen. Sigo considerando que la copa balón es la mejor opción por la termodinámica, ya que agrupa el hielo para mejorar y mantener el frío. Y un toque cítrico para aromatizar pero, sobre todo, el perfecto equilibrio entre proporciones de ginebra y tónica. Ha habido cierta tendencia de añadir muchos elementos al gintónic, cosa que en el Xixbar nunca hemos querido hacer y por eso innovamos introduciendo las infusiones de ginebra, dejando macerar en vacío ciertos productos en un buen gin durante un tiempo concreto. Y es que cuando una ginebra antes de salir al mercado pasa hasta tres años de ensayo­prueba­error bien merece ser tomada con todos sus atributos vírgenes”.mike

Lo que las copas dicen

Captura de pantalla 2013-07-23 a las 10.51.13Hay muchas cosas que se expresan en la copa cuando movemos el vino. Es por ello que hay sumilleres que consiguen adivinar cosas como la variedad, la zona, la añada, captar la gama de precios y hasta el suelo donde se elabora… No es que se sienten iluminados y un ser celestial les chiva todos esos datos al oído por arte de magia. Es que hay ciertas pistas que te pueden ayudar a descifrar esas cosas de un vino con mucha experiencia y formación. Vamos por pasos.

  • Las notas aromáticas te explican el tipo de variedades que se han utilizado. Las hay de más aromáticas como Moscatel y la Gewürztraminer que por sus notas a fruta fresca y flor blanca ya te predispones a pensar en una de ellas. O notas por ejemplo del Cabernet Sauvignon que te evocan a un pimiento verde con mil excepciones a estas reglas basadas en la experiencia individual.
  • El tipo de aromas (primarios, secundarios o terciarios) hablan de cómo se elabora el vino. Por ejemplo si notamos tostados, especies, vainilla en el caso del roble francés o coco en el americano querrá decir que ha pasado algún tiempo por barrica. Igual que las fragancias que vienen de la fermentación (también denominados aromas secundarios) puedan dar notas a lácteos al realizar la desadificación llamada fermentación maloláctica o si ha estado en coctacto con las madres del vino regala nostas que recuerdan a la briocherie. Por el ejemplo nuestro Milmanda en Conca de Barberà tiene notas mantecadas y una grácil acidez con notas torrefactas de la barrica. En cambio la misma variedad en Russian River Valley, California, Marimar Chardonnay Dobles Lía, al estar un largo período de tiempo con las madres del vino tiene unas marcadas notas a pastelería.
  • La zona también se hace por descarte. Por ejemplo el Sauvignon Blanc da diferentes fragancias dependiendo el sitio donde esté plantado y cómo esté elaborado. En el Loire está criado con lías y tiene un fondo mineral. En Nueva Zelanda nos recuerda a la hierba acabada de cortar, en Estados Unidos tiene notas más cítricas y en Sudáfrica la misma uva nos regala sensaciones de espárragos. El Fransola en cambio de la DO Penedès conserva los aromas florales mezclados con tropicales y un fondo vegetal donde luce su tipicidad y maestría.
  • Para adivinar la edad del vino factores como el color del vino, sus reflejos y su ribete nos ayudan porque el vino blanco con el tiempo se va volviendo más oscuro y el tinto con el tiempo va perdiendo el color.
  • Los suelos con hierro dotan de color a los vinos, el sílice aporta suavidad y graduación. La arcilla taninos y consistencia. Por ello se puede vislumbrar el terroir según el paladar del vino.
  • La añada se puede suponer dependiendo las características climáticas de cada año y la evolución del vino en botella. En una añada muy buena el vino brillará mientras otra más discreta el inteligente coupage del enólogo intentará que sea más estable y que contínue con el legado de calidad que caracteriza a la marca.
  • Su peso en boca también nos demuestra la gama de precios. Es verdad que algunas veces éste está basado en la exclusividad pero un paladar acostumbrado a poner precio a un vino se da cuenta que el peso en boca, el equilibrio con la acidez, las notas terciarias vienen de una serie de cuidados y de una laboriosa elaboración.
  • También el alcohol nos explica si viene de una zona cálida o fría, pues la insolación hace madurar la uva y hace que cada 17 gramos de azúcar se transformen en un grado alcohólico a través de la fermentación alcohólica. La acidez también denota su origen.
  • La denominación de origen marca un estilo, unos rendimientos por hectárea, unas determinadas variedades que crean escuela .

 

Así que la mente del experto de vinos tiene todos estos datos para ir descartando las posibilidades hasta llegar a la respuesta. Por eso tantas veces lo adivina como se equivoca, pero lo importante es el mecanismo que se posee. Y para alivio de los winelovers se puede aprender. Pero no estudiando, si no catando. Aún así cuando os sorprendáis que vuestro cuñado adivina la añada del vino… ¡seguramente es porqué habrá leído la etiqueta de la botella antes!

Cita (medio) a ciegas con los mitos del vino y su sensualidad

erotica y vinoAhora ya no se sale a ligar. Se utilizan aplicaciones para filtrar directamente el tipo de hombre/mujer que quieres, con intereses símiles a los tuyos y con disponibilidad. Se acabó aquello de te presento al prim@ de una amiga que creo que te va a encantar. He probado un vino que te va a sorprender. Ya no existen celestinas, solo apps. Con las aplicaciones para androide como “Vivino” o “Wine Secretary” se explica lo que se espera de un vino y encontrar por parámetros de búsqueda gustativa. Después de que dé la talla en boca y se puedn anotar sus cualidades a modo de diario. Para asistir a una cata a (semi) ciegas con el vino lo mejor es no mirar la etiqueta para no tener prejuicios. La marca, la variedad, el tiempo de crianza nos influyen a juzgar el vino. Muchos utilizamos papel de plata o una funda para poder ver claro lo que está oculto. Aunque lo mejor es hacer una cata compartida, comparándolo y utilizando una copa negra. Muchas veces por el color decimos la variedad o la evolución. Así sin tener uno de nuestros sentidos primordiales nos concentramos más en los demás: aroma y gusto sobretodo. Todo al revés de cómo nos preparamos para las otras citas, las de pareja, donde como iremos vestidos o el peinado parece ser lo más importante. Aunque si al final se desencadena la pasión podemos practicar nuestra coherencia sensorial, vendándonos los ojos… Así el tacto, el gusto, los aromas se intensifican…. ¡Y también vale en la degustación! Pues bien, si hemos superado ese primer encuentro del Tinder y queremos adornarlo con vino, aquí van algunos consejos sobre las citas, los sentidos y los vinos:

  • Jugar al amor cuando uno esta ebrio es una usanza casi tan antigua como el mismo vino. Los “Octavos”, juegos originarios de la Grecia Magna, eran ritos erótico-dionisíacos que consistían en beber tantas copas de vino como letras formaban el nombre de la amada ¡Así que si os enamoráis de un Cresenciano os tocará beber bastante!
  • Recordad pero que emborracharse no es lo mejor para la líbido… Tan sólo hasta ese punto que hace que te brillen los ojos al mirar a la otra persona.
  • Queda muy estético llenar a bañera con vino pero recordad que el alcohol pica en según que partes.
  • Un menú afrodisíaco basado en marisco y vino blanco, por ejemplo puede ser muy alentador. Buscad las variedades con buena acidez y con aromas más florales. Y no escatiméis en la comida, ¡que una cosa llama a la otra!
  • Con el chocolate los mejores vinos son los dulces, ya que pecamos lo hacemos con todo el gusto.
  • Todos tenemos en mente esa escena de Pretty Woman donde toman espumoso con fresas, y es verdad que intensifica su sabor y las burbujas siempre dan alegría de vivir.
  • El primero en maridar “les plaisirs de la bouche” fue Giacomo Casanova maridando sus conquistas dependiendo la mujer que quería seducir. Es decir que según vuestra cita elegid qué vino le puede sorprender y gustar. Por ejemplo, dependiendo la zona que le ha visto nacer o el sitio que le gusta ir en vacaciones. ¡Imaginación al poder!
  • Y de las aplicaciones más modernas nos remontamos a la historia para desmitificar. En la Antigua Roma se creía que el vino era cosa de hombres, prohibido para las mujeres. Pues se creía que la mujer carecía de virtud y si se la dejaba beber le gustaría demasiado la sensación de embriaguez y no podría detener sus impulsos más oscuros. Por esto mismo Catón, en el siglo I a.C., afirmaba “Si encuentras a tu mujer bebiendo vino, no dudes en atravesarla con una espada” porque creía que un mujer ebria era fácil presa de la infidelidad. Muy machistas todos los romanos y muy aplicable también a los hombres… ¡Aunque es mejor hablar de personas que igual que cada botella son un mundo!
  • Y sobre mitos… ¡la mitología del Dios del vino! Pensemos en la publicidad, en cómo los anuncios de alcoholes siempre aluden al mito primigenio de Dionisio donde la noche, el vino y la música acercan a las mujeres y los hombres.

 

Una cita con un buen vino da pie a hablar de amor, y tal vez a tomar una última copa, aunque esta ya será en otro ámbito. El vino forma parte, junto al amor, de las delicias de la vida y por ello si la podemos degustar en persona y no a través de un teléfono o de un ordenador, tocarla y degustarla, sabe muchísimo mejor. ¡Por mucho que nos expliquen un vino o una persona no hay nada mejor como la experiencia sentida que no se puede traducir de ninguna manera!

¿Qué vino te pongo para tu próxima cita?

https://www.vivino.com

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies