Celeste 2015

Celeste 2015CELESTE 2015

DO RIBERA DEL DUERO

PVP 17 euros

Hay vinos que son sin costuras: sientan bien, combinan con todo y son cómodos de beber. Un vino que seduce ya en la copa con su brillante color cereza picota y sus hermosos reflejos granates. La crianza le aporta un something more a ese monovarietal de tempranillo sin quitarle el protagonismo a fruta roja madura y a sus notas especiadas de pimienta. El toque de vainilla del roble francés le da elegancia y su paso por roble americano esa golosidad.

Las noches estrelladas y que esté plantado a 900 metros sobre el nivel del mar le aportan una madurez pelicular única que se traduce en ricas ciruelas al mover la copa. Este vino que nace en el Pago del Cielo en Campo de Peñafiel (Valladolid) y firmado por el enólogo Juan Ramón García dará luz en este período pre-natalicio donde los días son cortos. Y estos son los que te apetece abrir un día entre semana porque te hacen sentir mejor.

Como decía Pablo Neruda en su Oda al Vino

“vino color de día,
suave como un desordenado terciopelo”

CELESTE 2015 DO RIBERA DEL DUERO PVP 17 euros Hay vinos que son sin costuras: sientan bien, combinan con todo y son cómodos de beber. Un vino que seduce ya en la copa con su brillante color cereza picota y sus hermosos reflejos granates. La crianza le aporta un something more a ese monovarietal de tempranillo sin quitarle el protagonismo a fruta roja madura y a sus notas especiadas de pimienta. El toque de vainilla del roble francés le da elegancia y su paso por roble americano esa golosidad. Las noches estrelladas y que esté plantado a 900 metros sobre el nivel del mar le aportan una madurez pelicular única que se traduce en ricas ciruelas al mover la copa. Este vino que nace en el Pago del Cielo en Campo de Peñafiel (Valladolid) y firmado por el enólogo Juan Ramón García dará luz en este período pre-natalicio donde los días son cortos. Y estos son los que te apetece abrir un día entre semana porque te hacen sentir mejor. Como decía Pablo Neruda en su Oda al Vino “vino color de día, suave como un desordenado terciopelo” Celeste 2015 CELESTE 2015 DO RIBERA DEL DUERO PVP 17 euros Hay vinos que son sin costuras: sientan bien, combinan con todo y son cómodos de beber. Un vino que seduce ya en la copa con su brillante color cereza picota y sus hermosos reflejos granates. La crianza le aporta un something more a ese monovarietal de tempranillo sin quitarle el protagonismo a fruta roja madura y a sus notas especiadas de pimienta. El toque de vainilla del roble francés le da elegancia y su paso por roble americano esa golosidad. Las noches estrelladas y que esté plantado a 900 metros sobre el nivel del mar le aportan una madurez pelicular única que se traduce en ricas ciruelas al mover la copa. Este vino que nace en el Pago del Cielo en Campo de Peñafiel (Valladolid) y firmado por el enólogo Juan Ramón García dará luz en este período pre-natalicio donde los días son cortos. Y estos son los que te apetece abrir un día entre semana porque te hacen sentir mejor. Como decía Pablo Neruda en su Oda al Vino “vino color de día, suave como un desordenado terciopelo”

 

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies