17 cosas que he aprendido este 2017

– Que podía ser feliz estando embarazada.

Debido a mis abortos anteriores y al complicado embarazo de Vita estar embarazada era sinónimo de miedo, encontrarme mal, no tener neuronas ni energía, engordar 20 kg y tener que hacer reposo. Este embarazo (me hice el test el 31 de diciembre del 2016) contra todo pronóstico me ha hecho sentir llena de fuerza, sentirme guapa y estar más activa que nunca. Claro que después el bajón a la realidad lo he tenido con el post-parto…

 

– Que nunca se puede calcular todo.

Aunque tenía una cesárea programada porque seguía siendo un embarazo de riesgo con heparina, una gastrointeritis hizo que me la tuvieran que hacer de urgencia sin mi marido ni mi médico.

 

– Los amigos son muchísimo más que amigos.

Esto ya lo sabía, Enric, Àlex, Karen, Eli, Helen, Pimpa, Marta me lo habían demostrado muchas veces. Pero que estén contigo en el momento que más miedo tienes dándote la mano no tiene precio. Raül Balam, estuvo conmigo en el quirófano dándome la mano mientras le vomitaba encima. Y consiguió hasta ponerme de buen humor.

 

– Que yo so feliz viviendo en Barcelona y que en Italia puedo estar temporadas pero no siempre. Por ello yo vivo en Barcelona sola con los niños y mi marido viaja por todo el mundo y vive en Italia. Viéndonos los fines de semana e intentando pasar largas temporadas juntos hemos encontrado nuestro equilibrio y cuando nos vemos lo degustamos más que nunca.

 

– Que adoro el café (por suerte sigo colaborando con Nespresso). Creo que con el sueño que tengo y con soja es mi bebida favorita en el mundo.

 

– Que 36 no son lo mismo que 33. Y que siempre se puede estar más cansada. O Leonardo pesa mucho, o los años pesan pero este segundo me está costando más de recuperarme…

 

– Que hay víctimas que son verdugos y que manchan todo lo que tocan.

 

– Que la piel tiene memoria, tanto para lo bueno como para lo malo.

 

– Que un verano embarazada no es un verano, es un infierno.

 

– Que más me vale comprarme el cacharro de cera para depilarme en casa, porque soy una bigotuda.

 

– Que lo que no quieras comer, no lo compres. El chocolate no es nunca para los otros, porque te lo acabas tu antes.

 

– Que el pintalabios rojo se ha inventado para que la gente se fije en tu boca y no en tus ojeras.

 

– Que hay gente con la que no conectas por momentos vitales y energía pero que cuando vuelves a conectar es cuestión de minutos volverte a poner en sintonía. Eso va por ti, Olga.

 

– Que no todos los hijos son iguales. Que se te acaba la paciencia con una niña de dos años. Los llaman los “terribles dos” pero esta ya lleva año y medio así. Y aún así la amo con toda el alma. Leonardo es un Santo. Aún teniendo el problema en el riñón. Duermo más ahora que hace medio año solo con ella.

 

– Que después de cuatro años (pues me dijeron muchos “no”) de confiar en mi libro sin alcohol no solo ha ganado y ha tenido éxito hasta en América del Sur si no que ha ganado El Gourmand Award de mejor en España en su categoría.

 

– Que si no trabajas por tus sueños acabarás trabajando por los sueños de los otros.

 

– Que si esperas tener tiempo nunca lo tendrás  así que hazlo a saco. Better done tan perfect

 

Y la última un deseo para este 2018, que mi vida es mucho más que mi trabajo en el mundo del vino #morethanwine y espero demostrarlo en este 2018

 

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies