La necesidad de soñar

¿Aún haces el piti del deseo? ¿Soplas los dientes de león? ¿Pides deseos cuando ves una estrella fugaz? ¿Sigues escribiendo la carta a los Reyes Magos aunque sepas quienes son de verdad? ¿Desojas margaritas? ¿mueves la tira de la lata para saber la letra por la que empieza tu amor? ¿Pones la mano en el techo del coche cuando pasas por un puente? ¿Tiras monedas en las fuentes? ¿Duermes sabiendo lo que vas a soñar?
Todas mis respuestas son sí. La gente me lo pregunta cuando me lo ven hacer y piensan que soy infantil, supersticiosa y/o excéntrica. Y seguramente soy las tres cosas. Pero no por desear. Creo que, seguir deseando, que es una cosa que nos enseñan de pequeños, se vuelve más importante que nunca cuando somos mayores. Porque sí sabemos que queremos es más fácil que nos concentremos en ello. Porque cuando sabes lo que quieres, tal vez los astros se confabulen para ayudarte. Porque cuando sabes lo que quieres también descubres lo que no quieres. Porque te centras. Porque te esfuerzas para que se haga realidad.
Brindo por aquellos que se chocan las copas mirándose a los ojos…
Y yo… sigo persiguiendo los ángeles por la calle y cuando los soplo sigo pidiendo lo que la vida me regalará…

Comments

  1. Para leer todas las mañanas a los que seguimos viendo el mundo con ilusión, a pesar de la que está cayendo.

    Un beso.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies