El vino visual

Las sensaciones a veces son más fáciles de plasmar en un lienzo, porque los sentimientos se acaban convirtiendo en cupajes de diferentes objetivos pasados por la barrica del pasado y la oxidación del miedo a lo que será. Hay ya diversos artistas en España que se dedican a plasmar las notas de cata con pintura. Una de ellas es Nora López Millán que anima a sus alumnos a pintar con este producto natural. Los colores están extraídos del primer prensado de la uva, de los sedimentos o del vino vertido directamente de la botella. O la excelente exposición con la que Inma Amo, el 2 de Marzo, deleitó a los participantes de la muestra de Vinoro (con las bodegas ganadoras de los concursos internacionales en el 2011) en el Ritz de Madrid, donde viste las barricas y sus tapas de colores con el significado que solo el arte dota. Ya lo decía Oscar Wilde “Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista”. Los sumilleres parecen rapsodas y en vez de catar, recitan poemas. ¿Es que en el vino tenemos un código medianamente universal y artístico de comunicación? El escritor catalán Josep Pla, en “El què hem menjat” se pregunta qué gusto tiene el guisante. Acaba explicando que el guisante sabe a guisante. El vino huele a vino. Esta tautología significaría que todos los vinos huelen igual y no es así. Expresar sensaciones es difícil. Poner en palabras comunes algo tan personal como la degustación cuesta. Es pasar de lo subjetivo y personal al marco colectivo de las palabras. Para los expertos más que definir tienden a evocar. Atsushi Hashimoto de la Universidad de Mie (Japón) inventó el primer robot catador de vinos. ¡Qué aburrido sería que todos tuviéramos la misma manera de explicar la realidad si cada uno la percibe a su manera! La cata de vinos cuando es un arte y se tiene que saber comunicar. La actitud del programa televisión de nueva generación “Vins a Vins” (www.xtvl.tv/programes/vinsavins/ ) es entrar en la casa de la gente para averiguar como se expresan y como viven el vino. Una especie de reality que forma a los consumidores para que no tengan miedo a expresar lo que sienten delante de una copa. Porque el vino, cuando entra en la boca de cada uno, se podría leer en el felpudo un: “Bienvenido a la República Independiente de mi gusto”. El perfumista Alexandre Smith es capaz de detectar las diferentes moléculas aromáticas que forman el bouquet del vino. Pero los consumidores entienden mejor el aroma de un vino si lo relacionamos con la pera que hablamos del hexil acetato. Se pueden describir los aromas con fórmulas químicas pero estas no comunican los sentimientos. En el programa de televisión del Canal 33 “En Clau de vi” protagonizado por Josep Roca se animaba a la audiencia a degustar el mismo vino que en la pantalla y desde allí se evocaban las imágenes de las frutas o notas que evocaba. El vino en los medios de comunicación se esta convirtiendo en un arte y encontrando también su lenguaje. ¡Brindemos por ello!

Comments

  1. Buenos días! Me encanta el vino y por lo tanto los cuadros vitivinícolas seguro que me siguen gustando. hablando del color del vino yo apostaria por un val de los frailes vendimia seleccionada. Un vino muy económico y extraordinario. Me encanta y en fase visual es increíble. Saludos!

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies