La puerta de seguridad

En los aviones ya lo dicen “mantenga la calma y mire la puerta de seguridad más cercana”. “Recuerde que tal vez está detrás de usted”. Buscamos tantas cosas en la vida, que nos olvidamos de comprobar si la respuesta está en la pregunta. A veces no sabemos donde ir, y escribimos los pros y los contras, y la indecisión no nos deja mover. Otras no sabemos como ir y pedimos consejos. No los escuchamos porque sabemos, en el fondo, lo que acabaremos haciendo. Cuando no sabemos con quien, tal vez debamos es porque debemos ir solos. La red de seguridad que tejemos alrededor nuestro nos sirve para protegernos. Pero también nos acaba encarcelando y no nos permite ver que los límites no existen. Nos cubrimos con mantas que no necesitamos por si acaso tenemos frío, aunque tengamos que sentir su peso. Como si llevar dos botellas, nos salvara del bouchonné. Como obsesionarte por el trabajo, por si acaso te falla el amor. En el amor debes saltar sin red de seguridad, porque si de verdad vuelas, llegarás a la orilla del mar. Y en el mar no hay puertas, solo entradas. Es allí donde está el mensaje en la botella que te dice “encuentra la seguridad dentro de ti, no la busques fuera”. Y miro dentro de mi y estoy muy segura de que te quiero.

Comments

  1. Que post tan bonito y sugerente. Cada vez me resulta más atractivo el mundo del vino. Mis amigas y yo estábamos pensando en asistir a algún curso de cata o evento que nos permita aprender algo más y pasar un buen rato. ¿Alguna sugerencia?

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies