Dime que vino bebes y te diré quién eres…

Somos lo que comemos… ¡y lo que bebemos! Nuestro gusto en vinos dice mucho de nosotros mismos. Los hay que siempre piden las denominaciones conocidas, como Ribera del Duero o Rioja. Suelen ser personas clásicas y que apuestan por lo seguro. Podrían arriesgarse a probar las setenta denominaciones de origen de buenos vinos que goza nuestro territorio. Hay quien adora los vinos blancos aromáticos, de variedades como el gewürztraminer o el verdejo. Estos vinos son ideales para el aperitivo pero no para las carnes. Seguro que pueden encontrar un tinto frutal que les guste para sus comidas más carnívoras. Los hay que dicen que sólo beben tinto porque les parece que todos los blancos son dulzones. Y no es así, hay blancos con almas de tintos, alcohólicos y con madera que les pueden hacer cambiar de opinión. Ser abstemio es una opción de vida pero quien dice que no le gusta el vino es porque tal vez aún no han encontrado su vino ideal…

Comments

  1. Això és del teu llibre! i això que ja fa dies que l’he llegit.. Enhorabona perquè està molt bé. Espero que no triguis gaire pel següent!

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies