Instinto básico

En la cata la primera impresión es la que cuenta. Esto lo voy aprendiendo de mis errores, cuando en más de una ocasión en una cata a ciegas pensé a primer golpe de nariz “es este vino”. Después la mente empieza a meditar “no puede ser, seguro que han puesto otra denominación”. Haces una lista mental de variedades y tipos de vino dejando que la razón gane al presentimiento para equivocarte una vez más. ¡Es que nos han enseñado a utilizar el intelecto más que dejarnos guiar por las sensaciones en la vida! Pero en la cata de vinos es crucial la primera imagen que te viene a la cabeza. Y no sólo en la cata de vinos. ¿Cuantas veces nuestra nariz nos a alertado de situaciones  que no nos convenían y nos hemos dejado llevar por el dictamen de la mente? ¿O lo que nos transmiten las personas en los primeros minutos? Discurriendo siempre se da una oportunidad más, degustando una segunda cita. Como una de esas botellas que sale mal: la decantas, rezas un padrenuestro y la vuelves a probar con más cariño. Sí, a veces los vinos pueden cambiar, pero los hombres no. ¿Por qué teniendo un olfato tan desarrollado aún nos da miedo seguirle el ritmo? Tener olfato para los negocios está bien visto, pero las corazonadas no las tomamos en serio. Cuando éramos neardentales no podíamos perder el tiempo pensando si atacábamos al animal que nos venía al acecho o empezábamos a correr. En milésimas de segundo nos llegaban ordenes concretas y rápidas que al final eran las más efectivas.  Ahora parece que si no haces una lista de los pros y los contras, de la acidez y los taninos no eres buen profesional. Shakira en la canción “Las de la intuición” nos recuerda que las féminas disponemos en potencia de esta cualidad. Es más, las mujeres escogen a su pareja a través de la información genética que reciben a través de la pituitaria. Y es verdad, al tener más interconexiones entre los hemisferios cerebrales, podemos relacionar de una manera muy eficaz los aromas y lo que significan. Intuición femenina, lo llaman. “Será cuestión de suerte” dice la canción, pero también de la valentía de seguir el instinto.

Comments

  1. Interesante reflexión. ¡Vaya perlas que dejas entre sorbo y sorbo! Saludos

  2. Me he sentido totalmente identificada con este artículo, ¡es buenísimo!.

  3. Andrea, guapa, y recuerda que “nosotras somos las de la intuición” sobretodo tu que sabes elegir… Yo vuelvo a las catas a ciegas…
    bexos

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies