citas a ciegas

La universidad de Davis ha hecho un estudio sobre el placer y el precio del vino. Cuando los catadores creían catar un vino más caro aumentaba su placer. El precio no era real pero sí el placer que sentían. Ninguno de ellos pagaba las muestras. Cuando pagamos el precio del vino somos muchos más severos con él. Cuesta mucho determinar sin precio, botella, zona, variedad, la calidad de un vino sin ninguna pista. No me gustan las citas a ciegas. Pero adoro las catas a ciegas. ¿Por qué? Porque son una lección de humildad. Ver la botella de vino siempre predispone. A veces creemos que la variedad chardonnay nos asegura un buen blanco seco. Confiamos que las denominaciones de origen Rioja o Priorat nos darán calidad. O que la bodega Vega Sicilia nunca nos decepcionará. Carta nevada, Sangre de Toro, Marques de Cáceres. ¿Cuanto hace que no catamos uno de estos vinos? “¿Para qué?” solemos pensar. A veces necesitamos ponernos una venda en los ojos para ver con claridad. Si me permiten cuento una anécdota a la que creo que voy a recurrir un millón de veces porque es una lección de por vida. Un día en el Zalacaín de Madrid, Custodio Zamarra nos sirvió en un precioso decantador un rosado para acompañar los postres. Era un reservado con periodistas, cheffs y enólogos. Tenía carbónico y era dulce. A todos nos pareció acertado con la crema de frutos del bosque pero nadie sabía que era. Será un Brachetto d’Acqui o un champagne rosé de postres, pensamos. Custodio nos miraba con una sonrisa maliciosa. Era un cava Castell Blanc de menos de tres euros. Los vinos nos pueden sorprender sea cual sea su nivel, muchas veces sólo cambiando de situación y de contenido.

Doy clases a profesionales que llevan más tiempo trabajando que las primaveras que tengo. Antes de intentar demostrar mis habilidades como profesora necesito tener una página en blanco. Así que suelo decantar un vino de supermercado, barato y de marca genérica. Les vendo como una novedad exclusiva. Les pido que hagan una nota de cata. ¡Muchas veces hasta los consigo engañar! A partir de ello ya estamos todos más relajados y dejan de competir para demostrarme que saben más que yo. Ya podemos empezar, sin prejuicios, a aprender todos en cada sorbo.

Poner a todo de enólogos de la misma zona a catar los diferentes vinos también es un gran reto. Puede pasar como cuando no se consigue diferenciar a un hijo en el final de curso. Todos de la misma estatura e igualmente vestidos. Y no por eso uno es mejor elaborador o peor padre. En los exámenes de Wine&Spirits las catas a ciegas son el apartado más temido. Es la prueba definitiva para ser un “master of wine”. El concurso la nariz de oro ha puesto de moda la temida copa negra. Cada año son más los que se presentan. Pues si aciertas eres bueno, y si no, creemos que un mal día lo puede tener cualquiera. ¿Hay alguien que los adivine todos? Sí, pero es más cuestión de tener buena técnica que buen olfato. Y sobretodo, buena suerte. La cata a ciegas nos demuestra que nunca se acaba de conocer el mundo vinícola. Nunca sabemos cuál va a ser la próxima cita a ciegas con un vino. Así que siempre debemos estar preparados para lo que pueda ser y temblar cuando alguien nos diga “tengo un vino que te va a encantar… ¿adivinas qué es?”.

Comments

  1. Has echado un vistazo al post de mi blog sobre los ejercicios de cata y la cata a ciegas? (http://pequenosgrandesplaceres.blogspot.com/2009/09/ejercicio-de-cata.html)
    Enseña mucho, da buenas lecciones de humildad y a veces es sorprendente.
    Saludos.

  2. Hola Meritxell,

    completament d’acord amb el que exposes de les cates a cegues.

    Nosaltres, al nostre grup de tast Envinats, ho hem fet alguns cops i realment t’adones que costa moltíssim diferenciar qualitats i també tipus de raïm. És una cura d’humilitat i crec que molt necessària no només per ser just amb les valoracions si no també per poder gaudir millor dels vins que ens agraden realment.

    Salutacions.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies