NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE

He hecho la peregrinación del día 1 de julio. Ya sé que hay tiendas que hacen descuentos antes para los clientes pero a mí me gusta la tradición de ir con mi madre el día que empiezan las rebajas.  Intento siempre ser sincera en este blog pero muchas veces para hablar mal de algún restaurante o vino prefiero no hablar. Hoy voy a rajar un poco porque hay cosas que no entiendo. Primero de todo, la cafetería Mauri. Un local que siempre me dio respeto por el ambiente selecto que se olía, le falta corazón y algo más. Y allí lo dejo.

Lo que sí que he flipado ha sido con Jimmy Choo. La navidad pasada me regalaron un detallazo de allí. Lo fui a cambiar y no devuelven el dinero. Es imposible comprarse nada porque todo es muy muy muy caro. Y la verdad es que NADA me gustaba. Los zapatos, aunque a mitad de precio, seguían siendo una locura porque no son ni cómodos, ni me gusta el diseño, ni quiero invertir en ellos. No sé o sí sé quien los ha puesto de moda pero os aseguro que no lo entiendo. Basta de criticar.

Por suerte en Rebajas siempre acabas encontrando la típica pieza que te la compras porque es barata y que es más un capricho que una necesidad. Y al final ese básico negro es una de tus prendas preferidas que la llevas como si fuera de oro.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies