COLECCIONISMO

Un amigo me contó su oscura pasión: coleccionar cucharas de los sitios donde tomaba café y anotar con quien y la fecha. Mi hermano hace lo mismo con las buenas botellas que comparte y las hace firmar. Empecé a investigar sobre el complejo de Diógenes que todos llevamos dentro curioseando las colecciones de mis amigos: que si  gomas de borrar, lápices, dedales, pins (todos tuvimos la época hacia el 90,¿no?), tangas rotos, llaveros, relojes… “Hace tiempo que no colecciono nada” pensé, pues no creo que anillos raros y revistas de gastronomía sean más una afición que un vicio (¿aceptamos zapatos como colección?).

Cuando ya pensaba que no era una coleccionista original me acordé de las inmensas cajas llenas de miniaturas de licores, whiskies y vinos que mis padres me traían de alrededor del mundo. Cómo ordenaba las botellitas y leía los grados alcohólicos, las ordenaba por marcas y por tipos de elaboración. Sí, era la única niña que coleccionaba botellas así que en la pubertad me apunté a la moda de las cartas y los sobres perfumados porque quedaban mejor para una señorita… Yo los elegía por el aroma, no por el diseño… Las ancoras de sensaciones gustativas y recuerdos olfativos que es una colección que no se acaba nunca….

Comments

  1. Yo coleccionaba cerillos o fósforos, mezcladores de bebidas y llaveros, ahora tengo una gran colección de canas, pero estas últimas han llegado solitas. Pienso que estamos arraigados a bastantes cosas materiales y que al final es pura basura. Con excepción del vino, siempre y cuando te dé tiempo a beberlo y no se lo dejes a tus hijos, para que en una noche de copas acaben con toda la colección, pero eso ya no lo veré.

    Saludos

  2. Yo suelo traerme alguna taza tipo mug de los sitios donde viajo. Hace poco me rompieron la de San Petersburgo…snif….
    Los vinos que bebo van a una base de datos en el PC (¿coleccionismo electrónico?)
    Una cosa…eso de coleccionar tangas rotos…..uhmmmm……vale, prefiero no pensar en ello 😉
    Saludos.

  3. jajajaaj!!!!!!!!!!!!! Sí, tangas rotos por el coleccionista!!!!

  4. ¡mi padre estoy segura que me dejará vino pero os tengo que decir que los mejores vinos me los he bebido con él, mi hermano y mi madre! Con el listón tan alto es tan difícil encontrar un hombre que te embriague…. jajajaja!!!!!!!!!

  5. A parte de mi colección de cucharillas con nombres y fechas (que es cierta) voy a seguir ampliando mi colección de momentos de placer con Meri para contarle estas cosillas u otras que ‘nos encanten’…

  6. Meri, no eras la única “rarita” que coleccionaba miniaturas de licores… En mi caso, a parte de pasarme a los cromos de Candy Corazón y V, dejé de coleccionarlas porque me las bebía!! Después, cuando empecé a trabajar en hostelería y descubrí que, a veces, se rellenan, les cogí una manía tremenda. Por supuesto, ahora las colecciono en formato 750 cc y me las bebo sin remordimiento alguno. Un petonàs guapi!

  7. Viva los cromos Candy!!!!!!!
    Jajaja! A veure quan en compartim alguna junt a les nostres vivències dins el món de la gastronomia!
    Muaks!!!!!!

  8. Sí, el que me inspiró este post fue Jordi que junto a Raül me ayudan a coleccionar unas risas que son de lo mejorcito que tengo!
    Merci!
    Com va?

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies