SÍ, QUIERO: CASARME CON UN BUEN VINO

“Donde no hay vino no puede haber amor” Eurípides

Decid sí a los vinos que os dan placer, que divierten a los invitados, que hacen meditar las almas y brindar alzando el corazón. Podéis decantaros por marcas reconocidas con pedigrí o sorprender a vuestros invitados con una selección especialmente pensada para el momento y explicar su gusto (y el vuestro) en las minutas. Un consejo: no dudéis en escoger formatos grandes tipo mágnum (1.5 litros el doble de la botella estandard) o hasta 3 litros (más no porque es difícil de mover). Pues los vinos están más afinados. Sobretodo han de ser vinos que hablen vuestro idioma y casen con el menú. No estrictamente blanco con pescado y tinto con carne, si no vinos que potencien la calidad aromática del vino y el sabor de la comida. Porque como los buenos matrimonios el maridaje debe ayudar a hacer brillar más a la suma de las partes que por separado. Por ello si servís marisco no tiene sentido acompañarlo de un tinto con cuerpo, porque gritará demasiado para que escuchemos la sinfonía salina del mar. Pero un pescado muy elaborado y guisado con un tinto de poco cuerpo (como por ejemplo de Pinot Noir) puede satisfacer a todos.

¿Quién va a catar el vino? Pues ese día nadie cercano entendido va estar en condiciones de poner la nariz cada vez que se abre una botella para comprobar que está en buen estado, por ello está bien que fichéis un sommelier que dé las direcciones a los camareros. Él podrá marcar no sólo el ritmo de la combinación con los platos, si no también velar porque la temperatura de servicio sea la correcta. Según la selección podréis reservar las mejores copas acordes con las características de los vinos a degustar. Una tipo flauta para los espumosos, una tipo burdeos para los tintos y una con menos diámetro para los vinos blancos. Para que las botellas gocen del mejor dress code. hay complementos que marcan la diferencia pueden ser los drop-wine (láminas plateadas), o el clásico collar de baco plateado en el cuello de la botella. Es decir como un anillo para casaros con vuestros vinos preferidos.

Es vuestro día así que el brindis, que es ofrecer a los dioses el cáliz deseando salud, está de vuestro lado. El vino da mucho juego. Desde una etiqueta personalizada a pensar en maridar con la decoración. Si escogéis un espumoso tipo cava podéis poner “especialmente degollado” para la ocasión. Es el momento donde se pone el licor de expedición al cava y demostrará que está fresco y en plena forma para chocar con las copas de los comensales. Podéis jugar en servir añadas especiales del año en que os conocisteis para poder beber el sol que acarició vuestros primeros besos. O abrir un fortificado del año de vuestro nacimiento. Ese día el vino calmará el corazón y os sentará genial si bebéis en la justa medida. Y miraros a los ojos por si es verdad que si no lo haces te quedan 7 años de mal sexo… ¡que no es cuestión de gafar la noche de bodas!
fotosistematanoidue

Publicado en la revista Vinos y Restaurantes de febrero del 2017

¡MARIDAJES PARA LAS FIESTAS!

meritxell-vivanco-1La suma de la parte sólida con la líquida debe brillar más que por separado. También podemos armonizar el vino (hay gente que prefiere utilizar este verbo al de maridar) con un buen libro y según la celebración. Antes de las fechas claves hay que revisar nuestra bodega diseñando el menú en función de los vinos. Las fiestas navideñas pueden ser la mejor excusa para poder abrir diferentes botellas, y porqué no, cada vino con su plato… ¡Un día es un día! Una tendencia de los maridajes es estar más atentos a la cantidad. Tal vez con una sopa no haga falta poner tanto vino y para un plato salado necesitamos una bebida de trago largo. También la temperatura del plato, del lugar puede marcar la pauta. Está prohibidísimo hacer combinaciones del vino con alcachofa o el vinagre que nos envuelve la boca de ácido desvirtuando el sabor del vino. Pero al final lo que no pega con ninguna buena copa son las malas noticias o las caras largas que avinagran la mejor de las añadas. Porque la única regla de los maridajes es: ¡que no hay reglas!

¿Cómo degustar una “cobra”?

WOMANEn teoría sabemos o no que alguien tiene ganas de conectar por su lenguaje corporal. Con el vino pasa lo mismo. Su aroma nos dice muchas cosas de cómo va ser cuando nos bese. Por ello, no deberían de haber sorpresas después de analizar que el color es el correcto por la añada, que está brillante y que su perfume nos embriaga… Pero aún así hay vinos y situaciones que pueden hacer girar la cara o brindar sin ni siquiera probar la copa. Lo que equivaldría a apartar la cabeza a un ex cuando intenta plantarte un beso en esos labios conocidos. De eso sabe bastante la reina, que cada vez que alza la copa ya no hace ni el gesto de acercársela a la boca. Es que dice que ahora es abstemísima. Por no hablar de esas personas que no te miran a los ojos al brindar… ¡merecen 7 años de mal sexo! ¡cómo mínimo!
¿Y qué pasa si te dan un buenísimo vino de Sancerre con olor a pipí de gato? Es una de las notas de esta tipología de Sauvignon Blanc y no quiere decir ni mucho menos que esté en mal estado. Porque también lo hay con olor a espárragos si esta misma variedad viene de Nueva Zelanda. Y no es que han mezclado nada raro al fermentarlo. Se trata del terroir, del punto de maduración de la uva cuando lo han recogido y de otras cosas que nos pueden parecer poco importantes y que lo son mucho, como el tipo de levaduras, la climatología y la elaboración. Pues eso, que si te echara para atrás el olor del vino…¿le harías la cobra? Recuerda quesos como el roquefort… ¡la peste que hacen y lo bien que saben!
Para los vinos que están en mal estado como los que huelen a vinagre, a demonio (por un exceso de sulfitos) o a corcho, es totalmente lícito pedir otra botella. Aunque si a la segunda el vino sigue sin dar la talla, cambia de marca, ¡porque está destinado a no ser tu tipo! ¡Y el sumiller te va acabar cogiendo manía!
También hay vinos que se clarifican con gelatina de huesos que se comercializa en polvo que provocaría el rechazo automático de nuestros amigos veganos. Por ello informaros bien que no se haya utilizado productos de origen animal como clara de huevo o caseína modificada antes de llevar vino a vuestro vecino vegetariano porque es un feliz zumo de fruta fermentado. Hay muchos vinos orgánicos que no utilizan productos de origen animal solo hace falta informarte bien porque no están obligados a mostrarlo en el etiquetaje.
Un último consejo, para suavizar la humillación siempre está bien una sonrisa, y al menos, compartir una botella de vino. Sobre todo cuando te escapas como una serpiente a lo Bisbal, de esa valiente muestra de amor de una mujer como Chenoa. Porque si hay malentendidos, con una copa de vino, se aceptan mejor.

Pink Power

springspringUn vestido fucsia, las uñas cerezas, los tacones: frambuesa. Una copa llena de luz, botella en cubitera transparente; música chill-out, sofás de piel blanco. Una fiesta en la puesta de sol en una de las terrazas más chics de Barcelona. Pero también podríamos estar en la Costa Azul, en Nueva York o en una isla mediterránea. El rosado parace ser el nuevo blanco en cuanto a drinkability, versatilidad en sus harmonías y como objeto de deseo. Ya no queda rastro de esos rosados intensos que querían imitar la crianza de los tintos. Se toman frescos, ligeros y se degustan con toda su frutalidad y floralidad. Llega la hora de la verdad: en un aperitivo, ¿te pedirías un rosado delante tus amigos? Ya no es algo que esté demodé si no que es algo muy “cool” por ello en Francia, Reino Unido o Estados Unidos su consumo va in crescendo. De momento España es el cuarto consumidor. Ha pasado de ser el patito feo del consumo a ser el cisne con más glamour de las bodegas.

Su cromatismo no es lo único que caracteriza los vinos rosado. Sus aromas recuerdan las frutas rojas silvestres (frambuesa, mora) y domésticas (cereza, fresa). Y muchas veces gozan de un fondo vegetal, de incipientes notas cítricas; lavanda o violeta que aportan el toque floral. La frescura de la acidez fundida con el carbónico provocando la sonrisa de quién degusta el rosé sparkling wine Estelado de Chile. Las grandes firmas de champagne siempre han presumido de su rosado, ahora nos toca jugar la partida en casa. Lo que esta claro es que el rosado, marginado durante años al aperitivo, está en la cima. Ya Dalí lo puso de moda en sus fiestas en Port Lligat.

Las tonalidades dependen de las variedades y la elaboración. De casta con un color lleno de luz elaborado con garnacha y cariñena. O la intensidad de Sangre de Toro también de la DO Catalunya con syrah, tempranillo, garnacha tinta y cariñena. O la mediterraneidad de Mas Rabell. No se pierdan el rosa pálido tan atractivo del nuevo Viña Esmeralda. Las notas salmones nos expresan la evolución del vino rosado y el naranja, su defunción por oxidación. La intensidad depende del tiempo que ha estado en contacto con la piel de la uva.

Los vinos tranquilos rosados vuelven a vestir las mesas. Años atrás habían quedado enclaustrados en la simpleza del maridaje “tu pides carne y yo pescado, pues tomaremos un rosado”. Recordemos para elaborar estos vinos se pueden utilizar tanto variedades blancas como tintas, lo que no se puede es mezclar los vinos base. Lo que hace que el color no sea tinto son las 24-48 horas en contacto con los antocianos, las materias colorantes de la uva. Una temperatura de 10 a 12 grados es la más idónea, para poder disfrutarlos y que nos refresquen. Con un salmón ahumado, o un bonito, quesos de cabra, un toque ligero especiado… Son vinos que dan mucho juego, con una acidez inteligente, un peso en boca ligero y unos aromas muy refrescantes. A parte, para comidas un punto picantes, pastas y arroces son de gran compañía. Pero no hay rosa sin espinas. Hay quien aún cree que es un vino dedicado a las mujeres. Que es un vino que no se decide. Que no sabe si es blanco o tinto. Los hay que tienen la sensación de que no está junto al podium de los productos de calidad. El rosado no es un vino inferior a los demás, sino que es una alternativa de consumo y con una infinidad de aromas seductores.

Hay gente que opina que la vida depende con los ojos con que la miras. Ver la vida de color de rosa y bebérsela puede ser algo muy gratificante. Esta primavera-verano más que nunca, las bebidas rosas, están de moda.

G.H.MUMM CORDON ROUGE BY DAVID GUETTA

A.O.C Champagne

30 euros

4 estrelles

12%
Meritxell Falgueras - Presume de VinosLa Maison francesa, creada en el 1827, elabora un dels més històrics i selectes champagnes. El 16 de noviembre del 1876, Georges Hermann de Mumm va registrar en el Tribunal de Reims la denominació “Cordon Rouge”, que es convertiria en el seu segell emblemàtic. Aquest llaÇ vermell de la Legió d’honor és la més alta distinció creada per Napoleó En aquesta ampolla tenim un nou disseny en platí que provoca l’efecte mirall. Vol reflectir precisament la victoria, la festa i el brindis. I per estar als locals de moda qui millor que l’emperador de les distoques. David Guetta, el DJ més internacional icona de la música dance i que representa a tota una generació. Chardonnay, Meunier amb el predomini de la Pinot Noir que envelleix durant 30 mesos. Un champagne amb un licor d’expedició molt interessant i que et farà vibrar.

Miraval

A.O.P. CÔTES DE PROVENCE

4 estrelles

13%

PVP 17 euros

Si us dic que està fet amb les varietats cinsault, garnatxa, syrah i rolle i que és un dels mítics rosés de la Provença renovats us agradarà. Però si us explico qui són els amos encara més. Exitosos, filantròpics i desitjats. Ni més ni menys que darrera aquest pàl·lid rosat están els Pitt-Jolie en mans de la reputada familia de viticultors Perrin. Glamour a doll: precisament aquí es va casar Angelina i Brad. I amb aquest vi van brindar pel seu amor. Notes minerals fresques, fruits vermells i flors blanques: una joia per donar la benvinguda al bon temps.Celler de Gelida Meritxell Falgueras

El Xixbar, templo barcelonés del gintónic, se reinventa

  • ●  La archiconocida coctelería de la ciudad condal se da una vuelta y media a todo, y le sienta fenomenalmente bien.
  • ●  “Copas sofisticadas pero sin corbata” es su nuevo claim, y les posiciona en el lugar exacto en el que quieren estar.
  • ●  La reforma interior y la nueva imagen preservan la idiosincrasia del lugar, una coctelería un poco canalla con respeto por la tradición y la memoria y con mucho sentido del humor.Bebida de culto para unos. De iniciación para otros. Siempre hay quien augura que el fin del reinado del gintónic está cerca. Pues eso mejor que se lo pregunten al escocés Mike Cruickshank, propietario del Xixbar, la primera coctelería especializada en gintónics de Barcelona. Un local que acaba de cumplir su undécimo aniversario con un aspecto inmejorable tras su reciente reinvención. Celebran también que, hasta la fecha llevan servidos más de medio millón del combinados. Ahí es nada.Para Mike Cruickshank “el gintónic sigue vigente y goza de buena salud, en parte porque ha entrado en la cotidianidad de los bares. Se ha convertido en una especie de caña de lujo!”. Y es que este combinado es una copa que siempre está a mano para tomarla: refrescante, digestiva, generosa y con alcohol de altísima calidad.El nuevo Xixbar

    La renovación de Xixbar es la apuesta de Mike Cruickshank por lo que sabe hacer: crear espacios únicos que envuelven la experiencia de tomar un buen cóctel.

    Para la renovación interior del Xixbar, Mike Cruickshank se ha autoinspirado después de construir el Balius Bar, donde creó una coctelería desde cero. De la mano interiorista Oriol Llach ,del despacho Lbo Interiorismo (quienes también realizaron el proyecto del Balius Bar) se “ha confeccionado un proyecto que ha preservado la idiosincrasia del lugar: una coctelería un poco canalla con respeto por la tradición y la memoria y con mucho sentido del humor. Es por ello que el espacio está presidido por una condesa cornuda que nos da la bienvenida a la fiesta y nos invita a entrar al interior, donde nos espera su séquito de curiosos invitados .Un homenaje a las vacas que estuvieron cuando el local era una lechería a finales del siglo XIX”.

    La decoración pretende acompañar la escena a partir del respeto por los elementos originales de la antigua vaquería y sus colores. Un diseño de espacio funcional y dinámico que incorpora texturas y juega con los colores beige y azul royal con pinceladas de latón. Los espejos también cobran protagonismo, aportando ritmo y profundidad. Una gran cortina envuelve la sala principal donde un espectacular mueble exhibe al gran protagonista de la noche: el alcohol. Una iluminación muy tenue pretende hacer más íntima y agradable la estancia.

    El equipo de Sterling Cooper BCN han sido los creadores de la nueva imagen del renovado Xixbar. Para ello, Ambar Maldonado y Joan Miquel se han inspirado en las etiquetas antiguas de ginebra. Estas solían contener algún tipo de borla representativa de la familia o de la composición del producto. En este caso han elegido el enebro, ya que es el rey de la ginebra..

http://www.xixbar.com

El Imperdible del mes es la renovación del Gin del mes. Es una oportunidad para los clientes de saborear nuevas ginebras, en forma de gintónic o de cóctel. Los escaparates del Gin Corner siguen siendo el gossip del barrio y permiten vincular la oferta interior con la imagen de la marca.

Los Drin­Kings…es la forma de remarcar que siempre han sido una coctelería. Mucha ginebra, muchísimos gintónics, pero no se debe olvidar que llevan 11 años sirviendo White Ladies y Whisky Sours para morirse de gusto. Y, por supuesto… ¡Gimlets!

 

Hace 11 años, la coctelería de Barcelona consistía en locales emblemáticos con servicio esmerado y cierta etiqueta en el ambiente. Lo que no había era un local donde un barman vestido como tú te sirviera un “copazo”.

El Xixbar abrió un camino que no existía. En ese momento todas las coctelerías en Barcelona eran clásicas y serias, de señores con sus corbatas. El Xixbar fue uno de los primeros en popularizar los cócteles, de ahí su antiguo lema: “seriedad en el servicio, informalidad en el ambiente”.

El ofrecer algo en un formato completamente desconocido por el público supuso un riesgo. Cuando Xixbar llego a Sant Antoni, era un desierto de ocio. Luego llegaría Adrià y mucho más tarde, la movida de la calle Parlament.

 

Fueron los primeros en especializarse en ginebras. Aunque ahora cuentan con casi 300 referencias y es muy fácil arrancar con ese número de ginebras, cuando empezaron tenían que traer la ginebra de Escocia en sus maletas porque en España sólo había 4 marcas. El primer artículo en prensa de Xixbar citaba: “Un templo del gintónic con más de 20 ginebras”.

 

Para Mike, la clave para disfrutar de un buen gintonic es “un vaso con un buen volumen. Sigo considerando que la copa balón es la mejor opción por la termodinámica, ya que agrupa el hielo para mejorar y mantener el frío. Y un toque cítrico para aromatizar pero, sobre todo, el perfecto equilibrio entre proporciones de ginebra y tónica. Ha habido cierta tendencia de añadir muchos elementos al gintónic, cosa que en el Xixbar nunca hemos querido hacer y por eso innovamos introduciendo las infusiones de ginebra, dejando macerar en vacío ciertos productos en un buen gin durante un tiempo concreto. Y es que cuando una ginebra antes de salir al mercado pasa hasta tres años de ensayo­prueba­error bien merece ser tomada con todos sus atributos vírgenes”.mike

AMERI 2013

Ameri 2013 - Podere San Cristoforo
Notas de la vendimia:
añada excepcional por el perfecto equilibrio entre los azúcares, potencial aromático y polifenólico. Se trata también de la vendimia más tardía de la historia de San Cristoforo paragonable a la del 2010 y a la del 2008 aunque con una estructura diversa.

Un otoño-hinvierno muy lluvioso provocando un brote de dos semanas de retraso respecto la media. Las permanentes bajas temperaturas de mayo y de inicio de junio han limitado el desarrollo vegetativo y también también bajado el rendimiento por hectárea.

De la segunda mitad de junio hasta al final de septiembre el tiempo caluroso, seco y ampliamente soleado, con óptimas variaciones térmicas, ha permitido completar el desarrollo de las paredes de las hojas, creciendo de manera óptima, y los racimos han podido completar la maduración completa de las uvas diez días más tarde que la norma.

Vendimia: a mitad de octubre (corte de la rama a finales de septiembre)

Uvas: 100% Sangiovese pasificadas en la planta con “corte de la rama”

Viñedo: Ghiaie

Densidad por hectárea 4.850 cepas/hectárea

Edad del viñedo: 10 años

Rendimiento por hectarea: 45 ql/ha

Fertilizante: compuestos biodinámicos

Fermentación y maceración: en recipiento inox, duración de 7 días, con fermetación provocada por las levaduras autóctonas.

Maloláctica: no ha habido maloláctica.

Estabilización: con albúmenes bio y decantación a frío

Maduración: 6 meses en barricas viejas de roble francés

Embotellaimento: en luna descendente

Graduación alcohólica: 12,5% vol.Selected bio&dynamica

Producción: 288 botellas

 

Podere San Cristoforo TOSCANA

Podere San Cristoforo – Fraz. Bagno – Via I FORNI – 58023 Gavorrano (GR)
Tel. 335 82 12 413 – Fax 0566 844 697 – info@poderesancristoforo.it

Bedtime for red wines

Artículo publicado en el Torres Wine Club: ver original

Bedtime for red wine

Recently, an exhibition curated by Marco Goldin and dedicated to the subject of night opened at the Palladian Basilica in Vicenza. It traces an arc from the Ancient Egyptians (including the “boy king” Tutankhamen) all the way to contemporary painters like López García. 

What about wines? Are some more suited to the day and others to the night? Well, as a matter of fact, yes.

Lunchtime is the moment for light whites and rosés—aromatic, lively, graceful, expressive, mimetic, extroverted and versatile wines. They boost our energy levels thanks to their caloric value and charm. They are thirst quenching and aid digestion. And, when drunk in moderation, these wines offer us clarity and increased eloquence, much like they did back at the Ancient Greek symposia.

The color of the sky at sunset pairs beautifully with cherry red rosés: attractive, sensual, light-hearted wines brimming with wild berries.

When night falls, it not only ushers in the dark, but our taste for reds—big wines that are higher in alcohol, mysterious, rich, full in both body and soul… These are wines that need to breathe and invite reflection, opening up as dawn approaches and gently easing our sleep. This is the moment when our mood calls for quiet, rest, tranquility, meditation, warmth, introversion, assertiveness and dialogue, as Kierkegaard already expressed with “in vino veritas.”

Artists like Van Gogh and Monet praised this celebrated pairing in their most famous paintings, where the sun has long departed from the sky, and the red grapes become part of the color palette. Wine forges a link with a metaphor—the night as a journey taking us beyond this world—and allows us to discover that which is too often concealed and hardest to find: our inner self. Wine helps us to explore the depths of our own light and shadow. During the Romantic period of Turner and Friedrich the night seemed most impenetrable, their style marked by figures who face a fierce and indomitable nature.

Nowadays, the moon still exerts its influence on vintages and many vine treatments. “Ho sempre pensato che l’arte sia il racconto della vita,” says Marco Goldin. And it is true that wine, like other forms of art, also changes with the seasons and tastes differently depending on the time of day.

In summer, when the sun is bright and temperatures high, we tend to seek out fresher wines. The endless hours of sunshine let us set the most robust reds aside for when night falls like an eagerly awaited cool cloak.

In The Little Prince it says, “What is essential is invisible to the eye…”  Celeste, Torres’s Ribera del Duero, is like the sky, with the Milky Way lighting up a path across the palate, which coats, warms, restores and flatters the senses.

“It’s like with the flower. If you love a flower that lives on a star, it is sweet to look at the sky at night. All the stars are a-bloom with flowers,” writes Antoine de Saint-Exupéry. And it is true, red wines also have their floral range with notes of violets, roses and aromatic herbs.

Savor the fresh coolness of the night and its wines so as to greet the next day with greater clarity.  We end as we began, with Arte e Vino, a Venetian exhibition in Verona, showing at the Gran Guardia until August 16th. The 184 artworks on display span a period from the Cinquecento to the 19th century. Clusters of grapes fill the canvases, along with glasses, toasts, communions, changing seasons, harvests, images of the sacred and the profane, allegories and metaphors of moods… And everything is steeped in the chiaroscuro of wine.

Meritxell Falgueras

Gifts Ideas for Wine Lovers

Post published on Torres Wine Club
Club Torres - Post_show_20141217_regala_vino_eng
Giving wine is about so much more than a nicely wrapped bottle. There is a wide world of gadgets and experiences at your fingertips, making it easy to find the right items and activities to satisfy the desires of your most wine-loving friends.

However many bottles your father has in his collection, he probably doesn’t have the latest vintage released by that little-known château in Burgundy. Your boss might already have a decanter, but does she know they make them formagnum bottles too? Perhaps your girlfriend just took an introductory course to wine tasting and would like to deepen her knowledge with a single subject workshop on a specific region…Giving wine is about so much more than a nicely wrapped bottle. There is a wide world of gadgets and experiences at your fingertips, making it easy to find the right items and activities to satisfy the desires of your most wine-loving friends.

But don’t worry, giving bottles as a gift will always hit the mark. One can never have too much wine at home!

Gifting your host or hostess with a sparkling wine is perfectly fine, but nowhere near as original as giving a bottle brimming with emotions and stories to tell: very limited productions, unusual varieties, special editions, little-known appellations, vintages coinciding with the year the person was born, etc.

Accompanying the bottle with a bouquet of flowers whose aromas match the wine, thus bringing out its fragrance, adds a lovely finishing touch to the gift. It makes for a gorgeous detail—and is a surefire way of leaving a good impression.

If you think about it, there are tons of options when it comes to finding the perfect wine gift and, since lists are all the rage, here are my suggestions:

  • For romantics: a wine journal in which to keep labels and personal tasting notes.
  • For pragmatists: a chiller sleeve (of the designer variety, of course).
  • For lovers of all things classic: a deluxe bottle opener with a personalized inscription.
  • For hipsters: a brightly colored ice bucket.
  • For knowledge seekers:  a wine atlas and a gigantic map of the world’s grape-growing latitudes.
  • For challenge seekers: an aroma game to train the nose.
  • For no-nonsense types: a guide to the best wines of the year.
  • For curious minds: stories in a bottle.
  • For travel enthusiasts: Organize a wine tourism trip. Landscape appreciation meets firsthand experience of the winemaking process, plus you get to meet the people behind the wine. The heroes!
  • For gourmets: a food and wine pairing workshop…at your house (yes, the Torres team will take care of everything!)

It is all about shared sensations and joint experiences. If you like to have fun and experiment with wine, black glasses and bottle sleeves to conceal the labels are absolutely essential items. A completely blind tasting! What type of wine? What variety? Do you dare guess the vintage? The region?

Without being able to see, we pay closer attention to our other senses, and the nose reigns supreme. One thing is certain: it is a lot more fun and far less risky than talking about football, politics or family during the holidays!

The world of wine is also a handy resource for decking out your parties and celebrations: turn bottles into candleholders or vases or paint them, take that cork collection and use it to create festive centerpieces—as you entertain your guests this holiday season, let wine make a grand appearance and give it a starring role beyond the glass.

Meritxell Falgueras

Presentación del libro Crónica General del Sexo Oral de M.A. Almodóvar

Roser Amills, M.A.Almodóvar i Meritxell Falgueras

Roser Amills, M.A.Almodóvar i Meritxell Falgueras

El pasado miércoles 22 de enero participé, junto a Roser Amills, en la presentación del libro Crónica General del Sexo Oral de mi amigo Miguel Ángel Almodóvar en la Casa del Libro de Barcelona.

Os voy a presentar a M.A. Almodóvar, aunque quizá el mejor modo sea explicando lo que NO ES él:

1) Un hombre sin oficio ni beneficio, porque es sociólogo (profesor de sociología en el grado de Criminología de la Universidad Camilo José Cela), investigador en el Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales (CIEMAT), periodista (lo hemos visto en TVE en “A  mi manera”, como subdirector de “Pasa la Vida”, como guionista en tele 5 en “Día a Día” co-presentando con María Teresa Campos, divulgador especializado en nutrición y periodista en radio, revistas especializadas… por eso, por su pasión gastronómica ha decidido escribir “Crónica General del Sexo oral”. También nos muestra como la lingüística puede cambiar el devenir de la historia. Este es su 17º libro.

2) Un hombre con pelos en la lengua, bueno al menos como la expresión dice, porque ha escrito 269 páginas de sexo oral centrándose en el cunilungus, la felación y el anilingus.

3) No es uno que se rige por los cotilleos si no por la historia.

 


Mi top 5 del libro

–  Los bukakes de Cleopatra

–  César, marido de mujeres y mujeres de maridos

–  En el 2009 la hazana de la actriz porno Carolin Ebert “Sexy Cora” que intentó batir el record Guiness realizando 200 felaciones y acabo un poco mal

–  El affair Lewinski

–  La historia de Coquito, la  preferida del autor

 

Y ya que hablamos de sexo oral y soy sumiller, aquí está una posible nota de cata: 

El olor a espárragos es típico del sauvignon, un vino blanco sutil y sensual. Aquel trago era más denso, más salino. Y la copa donde se servía el cáliz muy diferente. Como si de una coctelera se tratase, primero había que agitarla. Tenía notas lácteas pero enmascaradas por el olor al líquido de las olivas con anchoas, secretamente combinadas con un vino de tempranillo. Un olor que se mezclaba con otro más dulce, más ácido y cerrado. Las papilas gustativas quedaban dormidas, anestesiadas, extasiadas por una temperatura templada. Su evolución empezaba con la su ataque sedoso y acababa con el cuerpo de un crianza en boca. ¡Era todo un gran reserva! A su post-gusto le fue aquel último beso donde compartieron más de un par de números y se desdibujaban las fragancias por despeinar más los cabellos y mojar-los en sudor. Aquel beso llevaba equipaje y era la cosecha de su sexo. “Ves como si comes espárragos te cambia el sabor?” (Y es que un hombre, para que se lo hagas, es capaz de tragarse lo que sea!)

Meritxell Falgueras

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.