¡Disfruta de los saberes y los sabores del mundo del vino!

blog

Estos días, para que tu disfrute pueda rozar la excelencia, hemos preparado un excepcional maridaje con el vino Les Tres Creus 2012 y mi libro Presume de vinos en 7 días. Disfruta de todo ello a un precio inigualable para que puedas gozar de una experiencia irrepetible en tu copa. 

Ideal para sorprender a tu pareja con un buen vino y buenos conocimientos, para regalar en Sant Jordi, … para darte un buen placer!

Contenido del pack

Presume de vinos en 7 días: es un libro con un lenguaje directo, una prosa llena de información pero con un estilo didáctico y una cucharada de humor. Con éstos ingredientes este libro intenta transmitir el abc de la degustación, junto a las anécdotas de la historia del vino y las curiosidades y secretos de los sumilleres. Una visión optimista, sin complejos y con un cupaje de prácticas, vocabulario y artículos de actualidad. Todo ello para explicar que una botella nunca se vacía… ¡se llena de sensaciones!

Scala Dei “Les Tres Creus 2012″Para qué puedas practicar y presumir de vinos con esta promoción te ofrezco la combinación perfecta, junto con mi libro, un tinto joven y atrevido DOC Priorat. Un vino elaborado con las variedades de Garnacha (50%), Cariñena (25%) y Syrah (25%). De tonos violáceos, con aromas de fruta negra (mora) y agradables notas a tostados. En boca es fresco y limpio. Y con us postgusto agradable que conmemora los aromas presentados en nariz.

Aprovecha ésta oportunidad y… ¡Presume de vinos!

 

Películas embotelladas

Artículo Meritxell Falgueras publicado en el blog Tinta de Calamar (Cadena Ser)

somm1
SOMM es un documental americano que habla del nuevo título de moda entre los sumilleres: el Máster Sommelier
. Un diploma que menos de 200 personas en el mundo pueden lucir. En la película vemos que los aspirantes se preparan como si de unas oposiciones se tratase. Entre ellos, Dustin Wilson del Eleven Madison Park.

También otros famosos sumilleres como Brian McClintic o Ian Cauble. El film está dirigida a modo de reality con entrevistas a gente importante del sector. Y la pregunta del millón ¿es más difícil sacarse el Máster Sommelier que el Máster Of Wine?

Gerard Basset, el único que puede presumir de tener ambos títulos dice que no. El Máster Sommelier, en palabras de Ferran Centelles, se centra más en la geografía y los conocimientos de sala.

Jancis Robinson, la primera persona que, siendo periodista, pasó el  Máster of Wine en 1984 y que asesora la bodega de la mismísima reina de Inglaterra ha pasado el relevo de la presidencia honorífica del WSET a Gerard Basset.

Man of the year del 2013 por Decanter, Basset dirige con su mujer el hotel Terravina en Inglaterra. Su próxima meta es el único título que le falta: el OIV (Organisation Internationale de la Vigne et du Vin).

Anne-Josephine Cannan, enóloga de Clos Figueras en el Priorato, también lo tiene y comenta que “te da una visión global del vino visitando bodegas de todo el mundo”. Lorenzo Zonin, propietario de Podere San Cristoforo (Maremma Toscana) formó parte de una de las primeras promociones de este célebre título con sede en Burdeos y ahora ha pasado el examen de acceso al Máster of Wine (solo seis lo han pasado aunque son aún menos los que terminarán).

Entre los notables wine experts del Máster of Wine están Tim Atkin, Jeannie Cho Lee (la primera asiática en conseguir el título), Serena Sutcliffe o Mary Ewing-Mulligan. Podéis seguir su frenética actividad vinívola en Twitter.

La otra película que nos ha dejado esta añada es Red Obsession, un documental australiano en el que se entrevista a bodegueros y winelovers alrededor del mundo, narrado con la voz de Russell Crowe. Subtítulada The vintage of the century in the year of the Dragon, esta obsesión tinta nos lleva de Burdeos a China y se pregunta si la añada 2010 será la añada del siglo, junto al polémico 1982. Entrevisté al máster of wine que se ha encargado de la asesoría técnica, Andrew Caillard, cenando en Barcelona en el nuevo Gaig y está encantado con el resultado y con la crítica.

That crazy French woman es la película bautizada como la revolución en el modo de beber vino. Está protagonizada por Isabelle Legeron,  la primera francesa MW, que nos explica cómo se hace el vino más natural, en tinas de Georgia (ex URSS), inspirándose en sus trabajos televisivos sobre viajes y vinos.

Falcon CrestEntre CopasBottle Shock… y, en nuestras tierras, la serie Gran Reserva. Gracias esta inundación vinícola en la gran pantalla, el sumiller puede ser la próxima celebrity en el restaurante. ¡Camaras, luces, acción… y cata!

somm2

 

Meritxell Falgueras


* Imágenes extraídas de la página de SOMM en Facebook.

El Suquet de l’Almirall celebra 25 anys

pastis25anysMiquelColl

El passat 18 de març amb motiu de les seves noces d’argent, el restaurant Suquet de l’Almirall va celebrar ahir una festa en petit comitè a les renovades instal·lacions de l’establiment, al Passeig Joan de Borbó del barri de la Barceloneta de la Ciutat Comtal.

L’acte va comptar amb la presència de l’Excm. Sr. Xavier Trias, alcalde de Barcelona, i del Sr. Jordi Bort, director de l’Institut Català de la Vinya i el Vi (INCAVI), que van destacar la importància d’assolir 25 anys en el món de la restauració així com de la conservació dels establiments familiars a la ciutat de Barcelona.

A la festa no hi van faltar amics de la professió com Carles Abellán (Comerç 24), Pere Monje (Via Véneto), Isidre Soler (Tram-Tram), Fina Puigdevall (Les Cols), Salvador Capdevila (La Boqueria), Toni Falgueras (Celler de Gelida), Roser Torras (Grup GSR), José Ignacio Gorostiaga (ESHOB) i Joan Ras (Academia Catalana de la Gastronomia).

Els assistents van poder degustar algunes de les especialitats marineres que s’elaboren al restaurant, entre elles, la Paella Catalana, l’última creació del cuiner català acompanyades de les copes del cocteler Manel Tirvió, propietari del Tirsa Cocktail Bar. La vetllada va estar amenitzada per la música del DJ Rudemod.

Sommeliers per il mondo

Di spagnoli per il mondo ce ne sono molti (ecco perché esiste questo programma televisivo), e tra di essi, anche quelli che si dedicano al loro lavoro di sommelier con tutto il cuore (perché è una professione passionale). Gente che non è emigrata per via della crisi (non che non si sia fatta sentire anche in questo settore), ma perché il vino li ha portati verso città ispiratrici e deliziose.

Proprio come è successo a Rut Cotroneo, che sognava di parlare francese e di vivere a Parigi, ed ora sono già tre anni che lavora nello Hyatt Park Hotel, al ristorante Pur con una stella Michelin, in rue de la Paix. Bruno Murciano cominciò nel Ritz di Londra e già da dieci anni si dedica al commercio del vino nella city.

Rut Cotroneo en un hotel

Rut Cotroneo en un hotel

Lucas Payá se ne andò dalla Cala Montjoi (el Bulli) per arrivare a New York. Città che ospita la famiglia di Pepe Raventós, il quale decise un paio d’anni fa di dirigere la sua cantina di cava di Sant Sadurní dalla città dei grattacieli.

Ce ne sono altri che, pur mantenendo la residenza nella penisola, sono tra i più internazionali. Come il nostro sacerdote del vino, Josep Roca, il sommelier e proprietario de “Il miglior ristorante del mondo”, secondo la rivista Magazine, che ha sedotto il mondo intero con l’opera-menù degustazione “El Somni”, assieme ai suoi due fratelli, la parte salata e la parte dolce del Celler de Can Roca.

O Ferran Centelles, un sommelier formatosi in Francia e in Inghilterra, che ha sempre mantenuto e mantiene tuttora l’umiltà del ragazzo del quartiere di Sants, anche adesso che attribuisce il punteggio ai vini spagnoli per la Lady di ferro del vino, Jancis Robinson [English]. Quello che prima di lui occupava questo posto, Luís Gutiérrez, adesso si occupa di assegnare i prestigiosi Punti Parker [English].

E che dire degli enologi che viaggiano per imparare marketing nei Primeurs di Bordeaux, e visitano diverse zone vinicole per formarsi? (per chi produce spumosi è d’obbligo andare nella Champagne; per imparare le ultime novità in vinificazione di bianchi, Nuova Zelanda è un must, tra altre centinaia di esempi).

Fuente: Flickr*

Fuente: Flickr*

Anche i produttori di vino viaggiano moltissimo. Per vendere vini è necessaria una storia, un volto, un tono. Álvaro Palacios passa più giorni muovendosi per il globo che in casa, rimanendo tuttavia sempre ben radicato nel Priorato. O Juan Carlos López de la Calle, il cui Viña el Pisón ha compiuto 19 anni di promozione mondiale della Rioja nel mondo. Ci sono poi i flightwinemakers e i car-winemakers, come il super Mariano García, che va da Toro a Ribera con la facilità di chi entra ed esce dalla cucina.

In questo periodo in cui è così difficile guadagnare (e non solo vendere in Spagna), uscire dal proprio paese per vendere è ciò che potrebbe determinare il successo di una impresa. L’esportazione per molti è l’unica via d’uscita, però bisogna seguire il cliente, andare ogni volta che ti chiedono degustazioni, visitare le enoteche e i ristoranti che hanno il tuo prodotto…

Ecco perché esistono tutte quelle fiere: gli appuntamenti annuali del Vinitaly a Verona, Prowein a Düsseldorf e Londra Wine Fair. Ogni due anni Alimentaria, i pari; e negli anni dispari, Vinexpo a Bordeaux. Vari eventi, sempre produttivi: il Merano Wine Festival, il Forum Gastronomico a Girona

Non c’è tempo per pensare a dove vuoi andare in vacanza quando finisci di degustare vini! E sì, le vacanze di quanti si dedicano a tutto questo sono quasi sempre, se mai ne aveste dubitato, tra le vigne, per i filari dove cresce la vite.

Volete un esempio? Ebbene, lavoro a Barcellona, sono membro di una giuria internazionale, studio a Londra per il Diploma del WSET e vivo in Toscana. Insomma, se qualcuno voleva essere Willy Fog, ecco qui una professione che fa girare molto, e non solo la testa…

 

Meritxell Falgueras

Source: Flickr – portobayevents

Ver artículo en español

Que los restaurantes no se suban a la parra

Artículo de Meritxell Falgueras publicado en el blog Tinta de Calamar (Cadena SER)

No me gusta criticar porque creo que arruga pero, ya que es el deporte nacional, voy a amargarme un poco para decir lo que no le he dicho a la cara a los (malos) restauradores y sumilleres.

Los  profesionales a los que me refiero en los siguientes 10 puntos son minoría, por suerte, pero su forma de trabajar daña a los que sí ofrecen un buen servicio.

  1. No quiero acabar con tendinitis cada vez que tengo que escoger un vino. ¡He venido a cenar con mi marido, no a leerme una guía! El sumiller eres tú y me tienes que facilitar la elección.
  2. Estoy cansada de que me den vinos naturales que no entienden ni ellos y de que me expliquen lo buenos que son los vinos biodinámicos cuando ni siquiera saben cómo se hacen realmente.
  3. Detesto que me cuenten historias raras y que luego el vino no dé la talla. Lo líquido tiene que estar bueno per se. Después viene todo lo demás.
  4. No entiendo por qué me dan vinos que vienen de lejos cuando tenemos vinos tan buenos tan cerca. Parece que siempre lo de fuera es mejor y acabo tomando los mismos vinos en todo el mundo: empezamos con un Champagne, después un Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda, un buen Bordeaux…
  5. Quiero que me ofrezcan siempre (y no sólo cuando voy con una cámara de televisión) una bolsa para que quien no se acabe el vino en el restaurante pueda tomárselo en casa.
  6. Estaría bien que el sumiller, en vez de darme lo que él quiera, siga la idea de lo que a mí me apetece beber.
  7. Es feo que se aprovechen de ti. Cuando me dicen “ya te pongo yo el vino” espero que sean coherentes con el precio porque después soy yo quien paga.
  8. ¡Vinos a copas que no sean un atraco a mano armada, por favor!
  9. Para rematar el capítulo de los precios, siempre he defendido un porcentaje de beneficio (¡hasta la multiplicación del importe!) por el servicio en copas, la temperatura, el maridaje o la explicación, pero lo que no soporto es el aumento que el bodeguero tiene que hacer por culpa de los malos restauradores. Los que compran el vino muy barato, lo pagan a seis meses y se lo llevan in situ, son los mismos que después de haberlo vendido no pagan sus deudas. Dan ganas de ir y cobrárselo con una cena a base de caviar y ostras. Por su culpa muchos distribuidores y bodegas se están arruinando. Después ese plus lo tienen que recuperar con los “buenos” restauradores que llevan los cobros al día. Porque vender es difícil, en estos días, pero lo más difícil es cobrar.
  10. Mi última queja va para los baños, que es donde realmente acaba la ingesta del vino. No me considero tan tonta (ni tan lista) como para no saber cómo va el grifo cuando me voy a lavar las manos. Creo que el diseño tendría que estar al servicio de la practicidad, no al revés, pero más de una vez me he quedado con el jabón en las manos sin entender por dónde sale el agua y he tenido que acabar pidiendo ayuda. Y eso por no hablar de cómo secarse las manos o de dónde encontrar un rollo de papel higiénico. Algo tan simple que a veces se olvida…

No entiendo por qué es tan difícil encontrar sitios que lo tengan todo. Por ello, cada vez que encontramos un buen restaurante que trata al vino con la naturalidad que le corresponde, apreciémoslo y paguémoslo a gusto.

Meritxell Falgueras

 

Fuente imagen: Flickr - Uncalno Tekno

Monográfico el Miércoles 5 de Marzo

el-celler

Monográfico   ·   5 de Marzo   ·   Miércoles

Pintia 2009 de Xavier Ausás. 94 R.Parker

Numanthia 2010 de Manuel Louzada. 94 R.Parker

PSI 2010 de Peter Sisseck . 92 R.Parker

Condita 2009 de Eduardo García

15Enfrente del Celler de Gelida, en el corazón del barrio de Sants, el espacio + VINO os ofrece actividades sobre la cultura del vino, combinando lo mejor de la tradición con las últimas novedades tecnológicas.

Sala de Catas Climatizada – Cañón de proyección – Instrumentos para la cata – Grupos reducidos (máximo 18 personas por curso)

 

 

  • Día 5 de Marzo (Miércoles)
  • Temario: Cata y Explicación detallada de los 4 Vinos y Sus Autores.
  • Duración: 1 sesión 
  • Horario:  de 20.00 a 21.15h
  • Precio: 30.00€


Monográfico con Meritxell Falgueras:

Meritxell FalguerasMeritxell Falgueras Febrer pertenece a la quinta generación del Celler de Gelida, una tienda especializada en la selección de vinos de todo el mundo y muy popular en Barcelona. Licenciada en humanidades y cursando el doctorado en comunicación, investiga sobre el lenguaje de cata. Con tan solo veinte años se convirtió en la sumiller más joven de España y a los veinticinco ganó el concurso “La Nariz de Oro” como joven promesa. Máster en viticultura y marketing, se ha formado en la Universidad de Florencia, en la Sorbona de París y ha hecho prácticas de enología en Burdeos, Rioja y Napa Valley. Colaboradora de televisión, ha sido directora del programa “Amb denominació d’origen” en COM Ràdio, donde sigue colaborando en una sección que combina el vino con las tendencias y en el programa “Via Lliure” de RAC 1. Escribe  en medios especializados con una sección fija en el Magazine de La Vanguardia y Time Out. Ha trabajado para marcas tan prestigiosas como Damm, Givenchy y Loewe. Profesora en los cursos oficiales de sumilleres. Miembro de la Academia Catalana de Gastronomía. Ofrece una visión personal, didáctica y divertida para comunicar el mundo del vino a los paladares sedientos de conocimiento. 

En caso de anulación de la reserva, el importe de la cata sólo se devolverá si se avisa 7 días antes de la fecha de inicio.

Se requiere pre-reserva. Gracias por contribuir al buen funcionamiento del curso dado que las plazas son limitadas. Precios con IVA incluido.

Todos los cursos se celebran en la Sala de Catas del Celler de Gelida. (C/Vallespir 88, Barcelona)

Más información a través: 93.3392641. dir@cellerdegelida.netwww.cellerdegelida.net

 

 

Parole odiose

- Vuole provare una cantina boutique dove lavorano con vigne vecchie con vera passione? Hanno un Riserva che sarà un’icona Premium di stile borgognone di aromi varietali da 100 punti Parker, dove il terroir è il vero protagonista.

- Preferisco dell’acqua, grazie.

Non voglio che succeda questo. Ho composto questa frase utilizzando i dieci termini che, secondo Gabriel Savage in Drink Business, sono i più irritanti per il consumatore quando si tratta di parlare di vino. Io sostituirei alcuni anglicismi con i nostri “di razza”, “fruttato”, “rotondo”; ma cambia poco. La cosa più importante è come possiamo comunicare, seducendo con il linguaggio senza che il consumatore cambi canale. Dove sta il giusto equilibrio? Se lo fai didattico, divertente e facile lo tacciano di superficiale e poco professionale. Se lo fai serio, risulta noioso, elitario e incomprensibile. Cosa vogliamo che sia il vino? Un amico che ci aiuti a goderci di più la gastronomia e le parole? Un prodotto culturale di lusso? Una religione? O semplicemente quello che è: il frutto del paesaggio? In questo paese non lo so. Negli Stati Uniti vogliono vendere il vino. Per questo fanno tutto molto formalmente informale. Chi desidera più informazioni, va nelle cantine. Pagando, perché niente è gratis in questa vita, e ancor meno la domenica, quando vorresti rimanere con la famiglia mentre i vari gruppi di amici vorrebbero fare un remake del film “Sideways”.

Captura de pantalla 2014-02-19 a les 9.45.08

Volete bere senza dover guidare? A Napa Valley hanno un treno per questo, e sennò si può sempre richiedere il trasporto in auto, persino in Limousine.

Che cantina vado a visitare? Ci sono cataloghi gratuiti in tutti i ristoranti e i negozi, con le cantine divise per zona, varietà, e con tutte le informazioni necessarie per andare a vederle.

E cosa compro per mia cugina che non è potuta venire? Tutti i souvenir possibili e immaginabili per poter continuare a degustare vino con tutto ciò che hai imparato.

Dopo Disneyland, la zona di cantine californiane concentrate a Napa Valley e Sonoma è la seconda attrazione turistica con 8 milioni di visitanti all’anno. Qualcosa di buono lo staranno pur facendo, gli americani. E noi, che cosa facciamo? Junípero Serra è un frate maiorchino che fondò le prime missioni in California: sua la colpa delle prime coltivazioni di vite nel XVIII secolo.

Dobbiamo costruire, e non distruggere (men che meno ora). Il consumatore deve potersi godere il vino che beve. E basta. Che possa decidere lui stesso come, quando e in che lingua lo vuole degustare. Ma che sia una che riesca a capire. E che importa se non lo sa decantare? L’importante è che abbia voglia di provarlo un’altra volta perché quella bottiglia di vino gli ha regalato un bel momento. Ogni giorno la sete di conoscenza svuoterà un po’ di più quelle botti; e poi la gente capisce soltanto una lingua: quella del buon gusto.

Meritxell Falgueras

Photo source: Flickr – Sarah Reid

El club de los infieles

Artículo de Meritxell Falgueras publicado en el blog Tinta de Calamar (Cadena SER)

Vino e infidelidad

La fidelidad, en su nivel más abstracto, implica una verdadera conexión con la fuente. Su significado original está vinculado a la lealtad y la atención al deber. También a la capacidad de cumplir los pactos, de no engañar, de no traicionar a los demás.

Lo de casa siempre sabe mejor porque conoces los ingredientes y, al degustarlo, aprecias su valor. Pero no crean que los elaboradores solo beben sus vinos. Su mejor máster postuniversitario es, precisamente, la cata de otros vinos. ¡Y no solo de la competencia! Grandes vinos en los que inspirarse…

Mariano García, el rey de la Ribera del Duero, es un fetichista de los vinos viejos de Rioja. Juan Carlos López de Lacalle, de los grandes de Burdeos. Jean Luc Thunevin, de Château Valandraud, adora los supertoscanos. Y Lorenzo Zonin, los borgoñas.

vino y champánPodríamos seguir sumando nombres pero estas pequeñas canas al aire no son solo son cosa de los enólogos: también seduce a sumilleres y a mercados enteros. Por mucho que en las cartas de vinos se premie a los del kilómetro 0, podemos encontrar grandes ventas de vinos españoles en Estados Unidos. El mercado anglosajón es el más infiel de todos: ¿que hay un buen cabernet en Chile a buen precio? Ni se acuerdan de la Unión Europea ni de su vecina francesa.

¿Los países productores solo consumen sus propios vinos? Dicen que hasta quien tiene el mejor cónyuge, a veces, por el lujo de variar, cae en la tentación. Francia compra poco pero adora los buenos vinos españoles e italianos. Y los italianos, ¿con quién ponen los cuernos? Tienen prosseccospumante y franciacorta pero no pueden evitar su debilidad por el champagne. Y los del champagne, a su vez, cumplen sus burbujeantes votos matrimoniales como nadie pero está claro que, con una buena carne, se tiran al tinto.


Cartaví
Cartaví es un concurso organizado en Barcelona para premiar a las mejores cartas de vinos catalanes
 que,
ahora, se ha extendido también a EE UU. Hace años era más fácil encontrar un Rioja que un vino de Terra Alta en cualquier restaurante de Barcelona. Ahora nace una nueva sensibilidad, el orgullo de mostrar las denominaciones de origen cercanas a la ciudad.

¿Quieren una buena bronca? Vayan a Burdeos y pidan un Borgoña. Verán que cara le ponen. Lo que no tenía sentido era pedir el vino de la casa en la península ibérica, siendo la mayor viña de Europa, y que te dieran un australiano, barato y con chips. La fidelización es un concepto marketiniano que se refiere al fenómeno por el que un público determinado permanece fiel a la compra de un producto de forma continuada. Se basa en convertir cada venta en el principio de la siguiente, con una relación estable y duradera.

A mí me encanta defender los vinos de mi región y no porque sean los míos sino porque, además, están buenos. De hecho no tengo miedo a compararlos con los grandes vinos mundiales porque sé que dan la talla. Siempre habrá alguien más guapo o más simpático, igual que se harán vinos perfectos y de mejor precio. Pero el terroir y el alma no entienden de comercio sino de lo que te predispone evocar una etiqueta que, orgulloso, reconoces de tu especie. La media naranja siempre te da el mismo zumo pero hay quien, aunque sea por un apasionado affaire, toma mosto.

*Fuente fotos: Flickr – Matt / Andrew R. Whalley

 

Presentación del libro Crónica General del Sexo Oral de M.A. Almodóvar

Roser Amills, M.A.Almodóvar i Meritxell Falgueras

Roser Amills, M.A.Almodóvar i Meritxell Falgueras

El pasado miércoles 22 de enero participé, junto a Roser Amills, en la presentación del libro Crónica General del Sexo Oral de mi amigo Miguel Ángel Almodóvar en la Casa del Libro de Barcelona.

Os voy a presentar a M.A. Almodóvar, aunque quizá el mejor modo sea explicando lo que NO ES él:

1) Un hombre sin oficio ni beneficio, porque es sociólogo (profesor de sociología en el grado de Criminología de la Universidad Camilo José Cela), investigador en el Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales (CIEMAT), periodista (lo hemos visto en TVE en “A  mi manera”, como subdirector de “Pasa la Vida”, como guionista en tele 5 en “Día a Día” co-presentando con María Teresa Campos, divulgador especializado en nutrición y periodista en radio, revistas especializadas… por eso, por su pasión gastronómica ha decidido escribir “Crónica General del Sexo oral”. También nos muestra como la lingüística puede cambiar el devenir de la historia. Este es su 17º libro.

2) Un hombre con pelos en la lengua, bueno al menos como la expresión dice, porque ha escrito 269 páginas de sexo oral centrándose en el cunilungus, la felación y el anilingus.

3) No es uno que se rige por los cotilleos si no por la historia.

 


Mi top 5 del libro

-  Los bukakes de Cleopatra

-  César, marido de mujeres y mujeres de maridos

-  En el 2009 la hazana de la actriz porno Carolin Ebert “Sexy Cora” que intentó batir el record Guiness realizando 200 felaciones y acabo un poco mal

-  El affair Lewinski

-  La historia de Coquito, la  preferida del autor

 

Y ya que hablamos de sexo oral y soy sumiller, aquí está una posible nota de cata: 

El olor a espárragos es típico del sauvignon, un vino blanco sutil y sensual. Aquel trago era más denso, más salino. Y la copa donde se servía el cáliz muy diferente. Como si de una coctelera se tratase, primero había que agitarla. Tenía notas lácteas pero enmascaradas por el olor al líquido de las olivas con anchoas, secretamente combinadas con un vino de tempranillo. Un olor que se mezclaba con otro más dulce, más ácido y cerrado. Las papilas gustativas quedaban dormidas, anestesiadas, extasiadas por una temperatura templada. Su evolución empezaba con la su ataque sedoso y acababa con el cuerpo de un crianza en boca. ¡Era todo un gran reserva! A su post-gusto le fue aquel último beso donde compartieron más de un par de números y se desdibujaban las fragancias por despeinar más los cabellos y mojar-los en sudor. Aquel beso llevaba equipaje y era la cosecha de su sexo. “Ves como si comes espárragos te cambia el sabor?” (Y es que un hombre, para que se lo hagas, es capaz de tragarse lo que sea!)

Meritxell Falgueras

Una colleja al machismo en el mundo del vino

Artículo de Meritxell Falgueras publicado en el blog Tinta de Calamar (Cadena SER)

WOMAN

El último programa de Top Chef ha sido el primero que he visto. Pero conozco a Begoña. Hace dos años estuve haciendo una cata en Valencia y acabé en su restaurante, La Salita. Me quedé impresionada. Después, haciendo zapping, la veo y la reconozco en sus platos. Sigo la final en Twitter y, antes de que se proclame vencedora, Susi Díaz,  miembro del jurado, le da la enhorabuena por llegar siendo mujer… porque cuesta más.

En la entrevista de El Almacén Paula Vázquez hace hincapié en lo injusta que es la cocina con las mujeres pero leo en el móvil: “Qué cansino, el tema de ser mujer y lo difícil que es”. Lo ha escrito un hombre, claro, y yo, que cuando me preguntan por lo de ser mujer en un mundo de hombres, como lo es el de la sumillería, normalmente intento quitarle hierro al asunto, me reboto.

 

Siempre digo que cada vez somos más chicas las que nos dedicamos a esto, que las mujeres tenemos mejor olfato y mayor capacidad para relacionar las sensaciones con palabras, y que en la profesión tenemos grandes compañeros… Pero ayer me cabreé con el comentario.

Porque es verdad: normalmente los podios son para hombres y, muchas veces, cuando preguntan por el sumiller y te presentas tú, aún hay quien pide que venga el jefe. ¿Que es cansino el tema de que gane una mujer y se valore más su trabajo? Lo cansino es que cuando vas a una cena se comente más tu vestido que tu profesión. Pero si vas fea, también te critican por tu peso, por tus pelos o porque vas dejada.

¿Cuántas mujeres han llegado a la élite de la gastronomía? ¡Muchas! Una de ellas es Carme Ruscalleda, quien tiene una familia que le apoya pero a la que nadie le ha preguntado por el precio. Y Chicote asegura que hay muchas más pero no da nombres. ¡Claro que las hay! Mi abuela y mi madre, como muchas otras amas de casa, han hecho posible que sus maridos y sus hijos tengan más tiempo y energía para triunfar en la vida. ¿Cómo lo han hecho? ¡Cocinando!

Recuerdo todos los comentarios machistas que he tenido que aguantar y también las copas que no he podido tomarme porque ciertas cenas que acababan en sitios impropios para una señorita. Si tonteas, eres simpática, pero si marcas distancias con los que han bebido demasiado, eres una creída.

Recuerdo las veces que he trabajado gratis porque “a la niña le hace ilusión escribir o hablar en público” y también las veces que no me han dejado entrar en catas importantes. Tengo en mente a unos cuantos peces gordos del sector a los que se les va la mano pero no se les puede condenar porque, si hablan, no volverás a salir en esa guía o a servir una copa de vino. Y si has llegado a donde estás es por ser una hija de papá o porque te has tirado a alguien. ¿Por méritos propios? Improbable.

He visto a hombres menos preparados en sitios de poder pero nadie ha hecho ningún comentario sexual al respeto. Sí hay, sin embargo, muchas mujeres que triunfan en las gastronomía (o en su profesión, sea cual sea), la mayoría sin hijos o, al menos, con pocos. También hay excepciones, por suerte.

La final de Top Chef

Begoña Rodrigo recordó lo importante que son para ella su compañero y su familia. Cuánto la habían ayudado… Pero en la mesa de las 24 estrellas Michelin, el jurado de lujo de la final Top Chef,  solo había una mujer.

A veces hablo del tema con colegas de profesión y todas creemos que, por encima del trabajo, lo más importante es la familia. Fantaseamos con dejar de trabajar 14 horas diarias para poder cocinar un día con calma para nuestro novio y/o para alimentar a nuestros hijos. Pero después, por obsesión, por vocación, por convicción, por orgullo o por necesidades económicas, seguimos igual y acabamos sintiéndonos tremendamente culpables por ello. Ganar un programa de televisión está chupado en comparación con la lucha diaria. Sí, es cansino el tema de la mujer…  pero es así. ¡Y eso sí que cansa!

* Imagen: Flickr – Steven Depolo / cortesía de Top Chef

Presumeix de Vins

Un llibre que ensenya els trucs i els coneixements bàsics que cal tenir per poder apreciar els vins.

Presumeix de Vins Meritxell FalguerasAmb un estil fàcil, divertit i molt informatiu, Meritxell Falgueras ensenya en aquest llibre els trucs i els coneixements bàsics que cal tenir per poder apreciar els vins, saber com escollir l’adequat per a cada ocasió i quedar com un autèntic entès en vins.

Apreciar més el vi que bevem requereix un temps d’aprenentatge. En aquest llibre el lector hi trobarà les claus bàsiques per poder assaborir i explicar millor els vins que més li agraden i podrá resoldre qüestions del tipus:

Quin vi s’ha de portar a un dinar a casa dels sogres? Com puc convertir un sopar en una vetllada inoblidable gràcies al vi que triem? El vi que acompanya millor una fideuà és també el que va millor per a un peix al forn? Per què s’ha marginat durant tants anys el vi rosat?…

Afegeix-lo a la teva llibreria:

 Amazon

 Casa del libro